viernes, 24 de julio de 2015

Rainbow – Bent out of shape (1983)


Amigos, estamos a finales de julio y la mayoría de vosotros estáis de vacaciones. Eso sólo puede significar una cosa y es que ha llegado el momento de abrir un paréntesis. Así pues, hoy me despido hasta septiembre –aunque seguiré entrando a leeros– y lo hago con este álbum de Rainbow, ni más ni menos que el primero que compré de la banda de Blackmore. Y llegué a ellos porque un compañero me había dejado un bootleg del grupo titulado Lost in Hollywood del que recuerdo aún su portada –un Cadillac y una rubia en bolas, para qué os voy a contar más– y lo mucho que me gustó. Así que corrí a comprarme algo de ese grupo escogiendo su último álbum, este Bent out of shape al que tengo especial cariño, además de por la calidad de sus temas, por que como os he dicho es el primero que tuve de los Rainbow


Evidentemente, luego caerían todos los demás porque –como sabéis–, Bent out of shape es la séptima obra de estudio de la banda que montó Ritchie Blackmore en su primera espantada de Deep Purple. Grabado para Polydor records en los Sweet silence studios de Copenhague, era el tercero con Joe Lynn Turner como vocalista y el cuarto con Roger Glover a los controles, el bajista del grupo y también antiguo miembro de Deep Purple junto a Blackmore, quien a esas alturas ya gozaba de buena reputación con su carrera paralela como productor para –entre otros– Nazareth, Judas Priest, David Coverdale en solitario, Michael Schenker Group, la Ian Gillan Band o los mismos Rainbow

El line up de la banda por entonces –Ritchie no se caracterizaba precisamente por mantener el mismo equipo de músicos entre cada álbum y cuando no cambiaba el cantante hacía lo propio con un teclista o un batería– estaba compuesto por Mr. Blackmore a las guitarras, Roger Glover al bajo, Joe Lynn Turner a las voces, Chuck Burgi a la batería y David Rosenthal a los teclados. Como anécdota, deciros que ejerció labores de ingeniero de sonido un joven Flemming Rasmussen que el año siguiente se convertiría en productor de Metallica, en la primera de sus tres colaboraciones con la banda. 


Con portada de Derek Burnett bajo la dirección artística de STd, el track list de este impresionante disco era: 

A 
Stranded 
Can’t let you go 
Fool for the night 
Fire dance 
Anybody there 

B 
Desperate heart 
Street of dreams 
Drinking with the devil 
Snowman 
Make your move 

Stranded es un temazo en el que la voz de Turner y la guitarra de Blackmore –machacón riff e impresionante solo marca de la casa– demuestran una vez más el porqué ese tándem fue tan exitoso. Y si la primera canción dejaba un buen sabor de boca, Can’t let you go y su inicio de teclados es una de las imprescindibles de la historia del grupo. Aquí, además del dúo dinámico, Glover y –sobre todo- Rosenthal también tienen protagonismo. Y después de este temazo en el que Turner y the man in black se lucen de nuevo, Fool for the night nos ofrece más de lo mismo... y es que es una tontería analizar uno a uno los cortes de este enorme álbum del todo imprescindible, que además de poseer tonadas impresionantes sin desperdicio ninguno –dos de ellas instrumentales– tiene como exponente ese pelotazo radiofónico que fue Street of dreams que se coló en el Billboard Hot 100 y llegó al número dos en su lista Mainstream Rock


Más orientado a la melodía radiable que al hard rock clásico que sus predecesores, hay que decir que aunque gozó de un enorme éxito –sobre todo gracias a sus dos pedazo de singles–, las maniobras de los managers de Deep Purple para reformar el Mk.II de la banda obtuvieron su fruto y se puede decir que con Bent out of shape el grupo murió en su mejor momento comercial. 

Como bonus os acompaño la grabación de Stranded, el clip de Can’t let you go, la emocionante intrumental Anybody there –aún hoy me pone la piel de gallina–, el clip de Street of dreams y la rápida Make your move






A mediados de los 90, un desigual Stranger in us all se editó bajo el forzadísimo epígrafe de Ritchie Blackmore’s Rainbow... pero a Ritchie ya le había embrujado esa especie de Yoko Ono del hard rock llamada Candice Night y el genio de la guitarra se vistió de bardo y se retiró a tocar acústicas, mandolinas y zanfonas.

Y ahí sigue, para verguenza ajena de muchos. En fin.

¡Felices vacaciones! 
@KingPiltrafilla

Iron Maiden "Powerslave" EMI (1988)


En el Reino Unido en la segunda mitad de los años '80s se encontraban todavía algunas bandas como referentes del NWOBHM que daban dura batalla en la escena del metal extremo de aquellos años a la par que el Thrash Metal y por encima del Death Metal y la primera oleada de Black Metal, así que las bandas consolidadas se daban la oportunidad de mostrarnos sus mejores armas como músicos más maduros, más curtidos con las giras y conciertos en vivo. En ese escenario tenemos a los maestros de Iron Maiden quienes después de sus laureados "The Number Of The Best" y "Peace Of Mind" de 1982 y 1983 respectivamente vendrían con el quinto trabajo de la banda con el álbum titulado "Powerslave" ("Esclavo del poder") publicado el 3 de septiembre de 1984 por la disquera EMI.

Un disco repleto de puro y auténtico heavy metal al 100% sin ninguna necesidad de experimentar con los instrumentos, eso si cabe mencionar que los cerebros de la banda en ese entonces decidieron aumentar la duración de las piezas compuestas por la banda así que nos encontramos ante una grandiosa demostración de habilidades de todos y cada uno de los músicos que en ésta ocasión estuvieron integrados por Steve Harris como bajista y principal compositor, Bruce Dickinson como vocalista y compositor, seguidos de los maestros de las guitarras Dave Murray y Adrian Smith, finalizando con Nicko McBrain como su baterista. Una alineación de lujo que vaya que se encontraban con las pilas puestas en cuanto a creatividad. Producido por el talentoso Martin Birch que supo aprovechar la madurez y la experiencia de la banda en esos años para dar forma a un gran trabajo.



El track list del quinto trabajo incluye las siguientes canciones:

Lado A:
1. Aces High
2. Two minutes to midnight
3. Losfer Words
4. Flash of the blade

Lado B:
5. The duellists
6. Back in the village
7. Powerslave
8. Rime of the ancient mariner

El disco abre con una joya de su discografía como lo es "Aces High" todo un homenaje a los cazas ingleses que defendieron la ciudad de los bombarderos nazis, se puede ver a Bruce Dickinson agitar la bandera de Inglaterra durante los conciertos cuando se interpreta ésta pieza (junto a la "The Trooper") me imagino en señal de patriotismo, en mi opinión. Pero que no cabe duda que es un gran tema de Heavy Metal porque te pone las pilas al escucharla. La segunda pieza es un himno de la propia banda y del heavy metal de todos los tiempos, es la titulada "2 Minutes to Midnight" una enorme composición de puro metal clásico con las mejores armas de la banda, guitarras adictivas y veloces, el cabalgar del bajo en toda la pieza, así como la rapidez de la batería del señor Nicko. Sumado a todo esto tenemos que las letras son de lo más memorables al momento de entonarlas. Tenemos un espectacular apertura del disco con éstas dos joyas pero el resto del disco rebosa la calidad.

Por ejemplo "Losfer Words" donde por fin, tras 2 álbumes inéditos vuelve a aparecer un tema instrumental, que no tiene la energía de otros temas memorables como lo son "Transylvania" y "Genghis Khan" porque es distinto, más acorde con el carácter general del álbum, absolutamente disfrutable. "Flash Of The Blade" aquí nos cuentan la mini-épica historia de una especie de guerrero en su camino por trascender en la vida. Contiene toda la esencia Maiden y diría que un trago enorme de heavy metal en envase para llevar, así las cosas con ésta pieza. Para finalizar con la primera parte tenemos la pieza titulada "The Duellists" un poco más épico que el anterior, habla de los susceptibles tiradores de esgrima de aquella época en la que se arrojaban el guante y al final alguno terminaba hecho un pincho cristiano. Tiene un coro espléndido y una parte instrumental muy destacable, como siempre.


La segunda mitad abre con un gran tema "Back In The Village" que tiene un excelente riff inicial, conforme va avanzando la pieza nos adentramos en el sonido Maiden de aquellos años, se nota con claridad el bajo de Harris que va liderando la pieza muy bien, su coro no es tan adictivo como los anteriores pero cumple muy bien la función, sin embargo queda sepultada por lo que viene a continuación. La pieza que da titulo al disco "Powerslave" aquí Harris y los suyos cabalgan de nuevo esta vez a lomos de camellos para ambientarnos con la temática del álbum, que es lo que le da ese carácter arabesco al tema, las letras sirven para ilustrarnos sobre la obsesión de un faraón que contempla cómo la muerte se acerca. La parte instrumental central es de una enorme calidad, absolutamente memorable la parte instrumental ni que decir del estribillo que le da mucho soporte a la pieza. Una genialidad!!!
Cierran con "Rime Of The Ancient Mariner" para mí es uno de los cénit de su carrera. Son 13 minutos de canción era de lejos el tema más largo que había escuchado jamás, pero se pasaban en un suspiro, gracias a la riqueza melódica y las variaciones continuas que contiene. La letra, basada en un poema del romántico Samuel Taylor Coleridge cuenta la aventura de unos marineros que tiran para el Sur (hacia la Antártida, según se describe). Uno de ellos se carga un albatros que les iba acompañando, lo cual era considerado de mal agüero para los antiguos marineros y a consecuencia de ello sufren una maldición que les convierte en muertos en vida o algo así. Por cierto, ahora que lo pienso me recuerda un poco a cierta película de Disney, pero vaya que ni por asomo la historia de los Maiden se ven minimizada por esa cinta. Por supuesto que me quedo con la que escribió Steve Harris.


Les dejo algunos links para escuchar las enormes piezas del álbum "Powerslave" de los Iron Maiden.


"Aces High"


"2 minutes To Midnight"


"Losfer Words (Big 'Orra)"


"Powerslave"


"Rime Of The Ancient Mariner"

Espero que disfruten ésta joya de los ingleses Iron Maiden que es una obra que aún trasciende en el tiempo para disfrute de los fanáticos del heavy metal de todos los tiempos. Termino de escribir éste artículo dos minutos antes de la media noche.

Rainbow (1975) - Ritchie Blackmore's Rainbow

Seguramente en vuestra juventud allá por el año '75 os enterasteis de la triste noticia de la salida del guitarrista de Deep Purple, tras la exitosa gira del Made In Europe, pero esto sin embargo no fué una noticia tan mala después de todo, purple ya estaba en sus últimas andadas de los 70s sin embargo Blackmore quería llevar acabo un proyecto nuevo llamado "Rainbow" y para ello se juntó con el entonces poco conocido vocalista Ronnie James Dio, antiguo integrante de la banda de Rock N Roll y Blues "Elf" los cuales actuaron en 1974 durante un concierto como teloneros y así se conocieron.

El resultado fué esta maravilla de LP que salió en Agosto de 1975 y para mi gusto es mucho mejor que los 2 últimos albunes de estudio de Deep Purple en los 70s y es casi como una prolongación de Deep Purple. El disco es considerado una pieza fundamental del Heavy Metal pero lo cierto es que es un disco muy variado en el que también abunda el Blues, el Rock Progresivo y Sinfónico y el Rock N Roll.





FULL ALBUM

Respecto al LP es quizás complicado de encontrar en tiendas, sobretodo porque los discos más famosos de rainbow suelen ser otros aunque no son tan buenos como este, por internet sí es fácil conseguirlo en reediciones como la que yo tengo, Stereo 33rpm 180 gram vinyl...




viernes, 17 de julio de 2015

Slayer "Hell Awaits" (Combat, 1985)


Con un título como "Hell Awaits" (en español: El infierno espera) ya sabíamos a lo que nuestros oídos enfrentarían en aquellos lejanos años '90s cuando conseguí el vinilo de los americanos; es el segundo álbum de estudio de la banda de thrash metal estadounidense Slayer, lanzado por la discográfica Metal Blade Records el 16 de septiembre de 1985. El anterior álbum de la banda titulado "Show No Mercy", según fuentes de la época se convirtió en el álbum más vendido de la citada discográfica; viendo su éxito, el productor de la misma, el gran Brian Slagel quiso producir un nuevo álbum del grupo. Para ello, Slagel financió la edición (cabe mencionar que el primer álbum fue financiado por la propia banda) y contrató a varios productores experimentados para ayudar en el estudio.

Se convirtió en un verdadero referente de lo que se conoce como Thrash Metal, aquí no hay tiempos para sutilezas de ningún tipo. Los blasfemos jóvenes de aquellos años '80s se dieron a la tarea de crear un nueva obra de arte en el underground de aquellos años. Esas frases indescifrables al inicio de la primera canción se sabe que son las palabras "Join us" (únete a nosotros) pero al revés. Lo cual quedaba más que claro que no encontraríamos nada de misericordia para nuestros oídos y más aún con todo el dinero que se invirtió en ésta producción. El presupuesto de Slayer permitió asistencia profesional para la producción por ejemplo Bernie Grundman se encargó de la masterización, Eddy Schreyer hizo la remasterización, y Bill Metoyer, que ya había trabajado en el anterior EP de la banda "Haunting the Chapel" se encargó de la ingeniería del poderoso y veloz sonido. La grabación incluyó varios efectos de sonido como la ya mencionada en la introducción de "Hell Awaits". El line up de la banda estuvo integrado por la clásica alineación Tom Araya como vocalista y bajista, Jeff Hanneman como guitarrista, Kerry King en la otra guitarra y el veloz Dave Lombardo en la batería.


El track list de la obra "maligna" quedó integrado de la siguiente manera:

Lado A
1.     «Hell Awaits»
2. «Kill Again»
3. «At Dawn They Sleep»

Lado B
4. «Praise of Death»
5. «Necrophiliac»
6. «Crypts of Eternity»
7. «Hardening of the Arteries»


"Aquí va a pasar algo" eso es lo que uno piensa luego de la intro y entonces empieza el balanceo cabalgante de las guitarras tan famoso y obligatorio en los conciertos que tras ir en progresión desemboca en un enorme "riff", uno de los más rápidos y malvados de la banda, que sirve de fondo para una letra que da título al álbum, aquí se describe lo mal que lo va a pasar ese que se hace llamar "El Señor" y todos los que no soporten éste tipo de música. Menos mal que aparte de no saber inglés, también ya era mayorcito cuando empecé a oírlo, porque sí que daba un poquito de miedo en esa época que lo conseguí.
Luego tenemos "Kill Again", que trata de uno que mata porque sí y "At Dawn They Sleep"(la favorita del maestro Dave Lombardo) una de vampiros que comienza con armonías a dos guitarras como las de la parte intermedia de Angel Of Death y que desde entonces vienen utilizando para deleite de todos los que adoramos con esas frases y la muñequera de clavos de Kerry King (que muchos imitarían años después). "Necrophiliac" relata la delirante historia de un tipo que resucita o despierta en un depósito de cadáveres y como no tiene otra cosa que hacer no se le ocurre otra cosa que acostarse con la vecina huésped del ataúd de al lado, que luego resulta ser una favorita o algo de "maligno", vamos que el tipo se mete en tal lío que al final se lo llevan de una oreja directo al Infierno(así que no anden jugando con eso, Ja). Ahora que lo pienso, puede que sea alguno de los dos desgraciados que aparecen en la portada. "Crypts Of Eternity" insiste con un poco más de satanismo y "Hardening Of The Arteries" cierra el quiosco de manera apocalíptica con una salida similar a la introducción del álbum, con unas guitarras poderosas y adictivas que no quieres que dejen de sonar ni cuando se escuchan lentas ni cuando suenan veloces. Los maestros King y Hanneman sabían como poseer nuestros oídos con sus notas de guitarras. Uff!!





Una verdadera pasada todo el álbum que nunca notas que se han ido poco más de 38 minutos con tus oídos poseídos con las piezas del disco "Hell Awaits". Les dejo algunos ejemplos de lo que resultó de la grabación de los norteamericanos para sentir toda la brutalidad del Thrash Metal de los '80s.


"Hell Awaits" 


"Kill Again" 


"At Dawn They Sleep"


"Necrophiliac"

Un verdadera obra maestra del estilo Thrash Metal y como predecesor y germen de lo que sería "Reign In Blood" merece todo nuestro respeto musical. Buen fin de semana para todos en el blog.


Póster que viene al interior del vinilo de "Hell Awaits".

Uriah Heep (1971) - Salisbury

Hoy os traigo uno de los primeros discos de heavy metal de la historia, el segundo LP de estudio de Uriah heep la banda británica de hard rock/rock progresivo que dió sus primeras andadas en 1970, con su primer LP "Very 'Eavy... Very 'Umble..." también considerado uno de los precursores principales del heavy metal junto a Black Sabbath y Deep Purple con sus respectivos "Paranoid" e "In Rock".

La ambientación del disco así como su caratula hace referencia a un campo de maniobras militares muy famoso cerca de salisbury (Gran Bretaña), y al miedo por la autodestrucción mutua de los dos bloques durante la guerra fría.








FULL ALBUM

Salisbury guitar solo

Respecto al LP es una edición de 1972, 180gram a 33rpm, dificilillo encontrar en tiendas, pero fácil de encontrar remasterizado por internet.

Link mp3 en los comentarios!!!

Thunder - Wonder days (Ear Music, 2015)


El grupo inglés Thunder editó a principios de año su nuevo Wonder days, tras casi siete años de silencio. Luke Morley, guitarrista y compositor principal, se ha hecho cargo otra vez de la producción, contando con el clásico Mike Fraser (AC/DC, Metallica) para las mezclas. El granDanny Bowes canta como si fuera la primera vez y la sección rítmica de Harry James, batería, y Chris Childs, bajista, se dedica a construir una cama sonora cómoda pero maciza. Lamentablemente, el segundo guitarrista, Ben Matthews, no participó en la grabación al estar recuperándose de un cáncer, por lo que Morley se encargó de meter todas las guitarras.
El riff inicial de Wonder days nos introduce en un viaje de once canciones a través de la historia del hard rock y la propia de Thunder, lleno de guiños y referencias, pero ancladas en la propia personalidad del grupo. Así que nada mejor que la letra de este tema, recordando la infancia y los inicios musicales. Buena interpretación, con cambios de ritmo y melodía, subidas y bajadas, estribillo directo, muy sentido, y un más que correcto solo.
Y es que el disco contiene grandes momentos. Black water podría firmarla el mismísimo Paul Rodgers: deliciosaThunder band construcción, Bowes genial y un fraseo de guitarra que se te queda en la cabeza. Resurrection day es luminosa, hímnica, construida sobre un sencillo arpegio, va creciendo, adornándose, hasta un estribillo delicado y firme a la vez, una canción con eperanzas (“from the long lonely nights, I am back into the life”). When the music played tiene un tufo a viejo hard british rock, menudo está Morley, nunca exagerado, siempre preciso e inspirado. Salida de su primer álbum, como si no hubieran pasado más de veinte años, The thing I want baila entre dos guitarras que intercalan ritmo y línea melódica, voces de apoyo al inicio y en el puente, así como en el estribillo, resultonas, y una terminación muy eighties.
No se encasillan. Un aire ZZ Top en Serpentine, con fenomenal ritmo, aire sureño entrando por los costados, voces del desierto, juegos de deseo, una de las mejores interpretaciones de Chris cuando la canción se acelera. Y un poco de rock and roll clásico en el cierre fiestero con I love the weekend, para menearse un sábado por la noche con unas cervezas de más. The prophet suena aThin Lizzy, tanto por las guitarras como por las armonías. Chasing shadows quizá sea donde más se nota el influjo de Jimmy Page.

Una balada al piano, delicada, sobre el amor perdido, de título Broken, se aparece el fantasma de Roger Daltrey; la parte central, estupenda, bien armada y con Bowes genial, y las guitarras en el tercio final suenan muy bien. The rain trae otro momento de calma, protagonizado por acústicas, voces dobladas en el estribillo y un Hammond de fondo.
Un disco donde bucear en las múltiples facetas de una veterana banda de rock que ha entregado su mejor conjunto de canciones en veinte años. Una gozada para aficionados y para todo aquel que guste del buen hard rock
La edición en vinilo doble está muy bien acabada. Vinilos de 180 gramos, que suenan muy bien, fundas con fotos, letras y créditos y carpeta gatefold. Una gozada.
Buen fin de semana. Keep on rocking!!
Thunder - Wonder days

Thunder - The thing I want 

Thunder - Resurrection day

Billy Idol - Whiplash Smile - (1986)


Rebel Yell supuso un éxito tal que desbordó totalmente a Billy Idol, tanto a nivel personal como a nivel profesional. La sombra de Rebel Yell era muy alargada y Billy tenía la presión de volver, como mínimo, a igualar el éxito de su segundo disco. A todo ello Perri, su novia de toda la vida, decidió abandonarlo harta de tantos excesos que aun arrastraba del tour de dicho disco. Fue en ese confuso periodo de drogas y dolor cuando Idol editó lo que sería su tercer disco: Whiplash Smile.

The Band - "Rock of Ages" (1972)


Yo como tantos otros, conocí a The Band mediante el célebre "The Last Waltz", último concierto del grupo, en el que fueron acompañados de otras celebridades del rock, y que fue filmado por Martin Scorsese en la imprescindible película por todos conocida.
Aquel mítico concierto tubo lugar en la sala Winterlang de San Francisco un día de acción de gracias de 1976, entonces la formación canadiense confeccionó un cancionero que abarcaba toda su discografía, excluyendo el sobrante "Islands" que fue registrado por motivos contractuales con el grupo ya disuelto.
Es posible que la justa fama alcanzada por el directo póstumo con su correspondiente film haya extendido una alargada y oscura sombra que a alejado de la primera linea a este otro directo que hoy nos ocupa y que fue grabado entre los días 28 y 31 de diciembre de 1971 en el Academy of Music de New York, posteriormente fue llevado a la inmortalidad del vinilo tras su publicación en agosto de 1972.


Pero lo cierto es que esta grabación poco tiene que envidiar a la realizada en Cisco cinco años después, contaban los chicos con menos repertorio del que tirar, exactamente con los cuatro primeros álbumes de su discografía, lo que no es cosa baladí, y a pesar de que las diferencias entre los miembros del grupo habían empezado a ser importantes (en especial la relación entre Robertson y Helm estaba ciertamente deteriorada) y que el disco precedente: "Cahoots" no había respondido a las expectativas comerciales imaginadas y logradas en sus tres primeras masterpieces, la formación gozaba de excelente salud sobre el escenario y no especulaban con la posibilidad de llevar su repertorio al directo tantas veces como fuera posible.
Es por tanto "Rock of Ages" un Lp en directo que abarca la primera y mas gloriosa época de The Band, uno de los grupos mas importantes de la música americana que jamás existió, y lo hace de manera sublime en cuanto a sonidos y como siempre en aquella formación estilísticamente académica.


Cuentan con los arreglos en la sección de viento de Alain Toussant, que resultan definitivos para lograr la exquisitez sónica que muestra el trabajo.
Los cinco miembros del grupo fueron arropados de forma magistral por un conjunto de vientos formado por profesores de la talla de Smooky Young, Howard Johnson, Joe Farrell, Earl McIntyre y J.D. Parron, cuya participación, al dictado de las partituras y arreglos de Toussant, provocan un giro sónico que resulta definitivo, y realza la grandeza de todos y cada uno de los cortes del setlist.
Setlist que resulta impoluto y que recoge como decimos temas de los primeros cuatro álbumes del grupo, así del mítico "Music From Big Pink" (1968) el disco recoge grandiosos cortes como "Caledonia Mission", la frenética composición de Rick Danko y Bob Dylan: "This Wheel's on fire" y la contundente "Chest Fever" iniciada por la improvisación al órgano de Garth Hudson de influencia barroca denominada "The Genetic Method", del inmortal "The Band" (1969) nos encontramos clásicos impresionantemente revisados como: "The Weight", "The night they drove old Dixie Down", "Across the Great Divide", "Rag Mama Rag", "Unfaithful servant" y "King harvest".
También el no menos genial "Stage Fright" añade perlas al trabajo de la categoría de "The shape I'm in", "The W.S.Walcott medicine show" y la propia "Stage Fright", en cuanto al no del todo comprendido "Cahoots" nos tenemos que conformar con un excepcional "Life is a carnival".
Además un descarte de "The Band" titulado "Get up Jake" y las excelentes versiones "Don't do it" popularizada por Marvin Gaye y "(I don't want to) Hang up my rock and roll shoes" de chuck Willis.
Por todo lo apuntado podemos decir que "Rock of Ages" es un excepccional disco en directo, oscurecido por la enorme popularidad de "The Last Waltz" y que hoy reivindico aquí.




Este vinilo se ha convertido en un tiempo record de un segundo en una de las mas preciadas joyas de mi discoteca, cierto que es una POM de la música americana de una de mis formaciones favoritas, cierto que es una edición preciosa, americana y con unas fotos geniales, cierto que además suena de puta madre...todo eso es cierto...pero lo que le convierte en una joya total y absoluta es que se trata de un regalo de unos amigos que son más que eso...ellos Joserra y Johnny si que son genuinos, tienen unas fotos conmigo geniales y son una POM de personas...muchas gracias bros.

viernes, 10 de julio de 2015

Deep Purple - Shades Of Deep Purple (1968)

Hoy traigo otra reliquia de la historia del rock, el primer LP de Deep Purple publicado en Julio de 1968, fué el fruto de un proyecto musical para el cual se reclutaron a genialidades que estaban en diversos grupos famosillos de 1967 en pleno crecimiento, John Lord (teclados), Ritchie Blackmore (Guitarra), Ian Paice (Batería), Rod Evans (Vocalista), Nick Simper (Bajo). La experiencia de john lord en la música clásica, la experiencia en el blues y el rock n roll de blackmore y la mágica voz de Rod Evans semejante a la de Elvis hacen de este disco una pieza de Rock Progresivo Sinfónico y Psicodélico con pequeños tintes de Blues magnífica.





Entre las canciones del disco podemos encontrar covers de canciones famosas de la época, se puede decir que es un buen disco para comprender los años 60's, entre ellos se encuentran "Hush" (cover de Billy Joe Royal), "Hey Joe" (cover de Jimi Hendrix), "Help" (Cover de los Beatles), "I'm so glad" (cover de Cream). En mi opinión me atrevería a decir que estas versiones son incluso mejores que las de sus artistas originales, sobretodo si eres amante del rock progresivo. A continuación os dejo unos cuentos temas para que escuchéis y juzgáis vosotros mismos.

Hush

 Hush fué el tema más famoso de la banda durante los años 60's concretamente en EEUU donde la banda triunfó a diferencia de Europa que hasta finales de 1969 tuvo una popularidad escasa, está canción fué originalmente compuesta por Joe South para Billy Joe, pero no tuvo demasiado éxito hasta que el morado profundo lo versionó.

Hey Joe
Hey Joe es un tema muy especial, mi favorito del disco, es un tema largo de 8 minutos que empieza con un el teclado de Lord con ritmo progresivo, continúa con la grandiosa voz de Rod Evans y finaliza con unos solos de guitarra de Blackmore realmente fascinantes, que todo amante de aquella época debería de escuchar.

Mandrake Root
Mandrake Root fué una de las primeras canciones en experimentar con el conocido como  "Heavy Psych" de finales de los 60's, psicódelia pesada que posteriormente en 1970 daría paso a la fusión musical que originó el heavy metal.

I'm So Glad

Help


FULL ALBUM-1968
temas:
1. And The Address
2. Hush
3. One More Rainy Day
4. Prelude: Happiness/I'm So Glad
5. Mandrake Root
6. Help
7. Love Help Me
8. Hey Joe


Respecto al vinilo decir que se puede conseguir fácilmente por Internet, pero es dificilillo de encontrar en tiendas, normalmente se encuentra en re-ediciones, la última de 2014 la que yo tengo es bastante buena incluye un LP coloreado de morado, por Tetragrammation records, 180 gram, stereo a 33rpm.

Shadows*Outtake
Algunos temas como este no fueron finalmente incluidos en el LP pero son bastante buenos, se pueden encontrar en la versión CD/mp3.

Link mp3 en los comentarios.




Tom Petty and the Heartbreakers - Into the great wide open (MCA, 1991)



No se puede dudar que la conexión Tom Petty - Jeff Lynne dio grandes frutos. Entre ellos, este maravilloso Into the great wide open, de producción perfecta (a veces demasiado), de escucha sencilla. Doce canciones que han sido pasto de la crítica en muchas ocasiones al compararlo con sus "grandes" obras o el propio Full moon fever que Petty y Lynne pergeñaran un par de años antes. A mí me parece de sus discos más apetecibles, un disco completo, bien empacado y con acertadas composiciones.

La banda, además de Tom Petty, a la voz y las guitarras, y el propio Jeff Lynne metiendo de todo (teclados, guitarras, percusión, bajo, lo que sea), contó con Mike Campbell a la guitarra y al bajo, Stan Lynch a la percusión y Benmort Tench a las teclas (y el acordeón).El disco lo produjeron a pachas Lynne, Petty y Campbell en los estudios Rumbo Recorders de California. El artwork corrió a cargo de Tiny Bouchet y los Awes Brass Ring Circus Studios. La portada es un detalle de la obra Landscape de Jan Matulka.

La mayoría de los temas los componen Petty y Lynne y se enmarcan en un estilo similar al de obras anteriores, un poco mezcla de los Heartbreakers con ramalazos de los últimos ELO. Salvo Out in the cold, más rápida, más aguerrida en la voz, todos los temas tienen un particular sonido pop-rock. Into the great wide open contiene enormes arreglos, un gran estribillo y una interpretación casi perfecta de la banda. Learning to fly, desde su sencilla y efectista letra ("I'm learning to fly buy I ain't got wings/Coming down is the hardest thing") hasta su pegadiza melodía, se convierte en un tema imprescindible en la carrera de Petty. The dark of the sun contiene otra estructura marca de esta pareja, de apariencia sencilla pero de profunda construcción, rock de primera línea. Los acordes de apertura de All the wrong reasons son grandes.

Por otro lado, Petty firma solito cuatro temas: Kings highway, You an I will meet again, Too good to be true y Two gunslingers. No son temas menores, ni mucho menos, y, sobre todo el primero, más rítmico, contiene un buen trabajo de batería y una guitarra estupenda. 

Y Mike Campbell mete mano en la composición de dos de mis favoritos: All or nothin' y Makin some noise. Las mejores guitarras las encontramos en estas dos, sin duda, más aguerridas (dentro del universo Heartbreakers, claro). La interpretación vocal de Tom es fantástica en All or nothin'.

El vinilo que tengo es el nacional de la época, impreso en la ya extinta Indugrae de Madrid. Contiene las letras y los créditos en la funda interior. 

Disfrutad del fin de semana y de un paseo por espacios abiertos de rock'n'roll. ¡¡Salud!!

Tom Petty - Learning to fly


Tom Petty - Into the great wide open


Tom Petty - All or nothin'





Autograph – Loud and clear (1987)


Amigos del vinilo, os traigo hoy a una banda de Pasadena, localidad californiana a la que muchos conocemos por ser el primer lugar en el que se estableció la familia Van Halen al llegar a Estados Unidos. Sin embargo, me estoy refiriendo a los Autograph. Para conocer el origen del grupo debemos fijarnos en la figura de Steve Plunkett, cantante y guitarrista que había pasado por los Silver Condor y que decidió a principios de los 80 reclutar a unos cuantos amiguetes para dar salida a unos temas que había compuesto en solitario. Así, tras convencer a unos cuantos viejos conocidos, la banda –que gracias a sus contactos con David Lee Roth y a telonear a Van Halen en su tour de 1984 firmó un contrato con RCA– grabó bajo el mencionado nombre de Autograph su debut Sign in please, que contenía el megahit Turn up the radio. A este le siguió un segundo elepé y dos años más tarde llegó a las tiendas su tercera obra, que es la que hoy me ocupa, un estupendo Loud and clear con portada de Mark Weiss sobre diseño de Ria Lewerke


Lo que la banda no imaginaba es que Loud and clear se convertiría en el último álbum que grabarían durante muchos años. El line up clásico que lo hizo posible estaba formado por el mencionado Steve Plunkett a la voz y guitarra rítmica, Steve Lynch a las guitarras, Randy Rand al bajo, Keni Richards a la batería y Steve Isham a los teclados. Hace tan solo un par de años, Autograph decidieron juntarse de nuevo con la intención de grabar un nuevo disco. Sin embargo, un Steve Plunkett metido de lleno en su carrera de compositor de éxito para otros artistas no se mostró interesado en el proyecto. Pese a todo, Autograph mantienen vivo su nombre. 


Con producción de Andy Johns en los Ocean way studios, The music grinder, Sound city studios y Baby-O de Los Angeles, el track list de Loud and clear fue: 

A 
Loud and clear 
Dance all night 
She never looked that good for me 
Bad boy 
Everytime I dream 

B 
She’s a tease 
Just got back from heaven 
Down n’ dirty 
More than a million times 
When the sun goes down 


En cuanto a los temas, Loud and clear es un temazo con una melodia simple de las que hacen brincar, cargado de coros, una batería machacona y con un pedazo de solo. Dance all night es el típico single-pelotazo, con ese inicio de teclados más coros y unos bajo y batería potentes marcando el ritmo, arropando la voz de Plunkett y los guitarrazos de Lynch. She never looked that good for me es un temilla resultón, hard rock ochentero de radiofórmula, aunque no por ello despreciable. Le sigue Bad boy, otro estupendo exponente de hard rock melódico con coros, teclados, una base rítmica sólida y un trabajo de guitarra espectacular por parte de Steve Lynch. Finaliza la cara Everytime I dream, la baladita habitual con teclados, acústicas y coros que –esta vez también– contiene otro pedazo de solo. 
Cambiamos de cara y con She’s a tease vuelve la caña –entendedme, en los parámetros del estilo, no me refiero a speed metal– antes de encontrarnos con Just got back from heaven, un temilla que no llama demasiado la atención, de esos de relleno vamos. Down n’ dirty es otra de esas canciones festivas con estribillo repetitivo que suenan a lo hecho antes por cualquiera de las bandas del momento, aunque Lynch se destapa con un buen solo que eleva el nivel general del tema. Resultón y poco más. More than a million times se inicia con más teclados y la omnipresente batería de Richards, que presentan una canción estupenda, el tema tapado del álbum, la joyita oculta del disco eclipsada por la fama de sus singles pero que sorprende al ser encontrada. El punto final lo pone When the sun goes down, otro típico ejemplo de mezcla de coros con estribillos pegadizos estribillos –quizás demasiado parecidos a los del Dance all night– y hard rock de toda la vida, una canción sencillita que yo hubiese puesto antes de la anterior para finalizar este Loud and clear por todo lo alto y que aquí acaba de dar forma de manera algo anodina a este notable disco. 


A modo de botón de muestra, os acompaño los clips oficiales de Loud and clear –con la aparición estelar de Ozzy Osbourne y Vince Neil– y Dance all night, así como los temas Everytime I dream, Bad boy y More than a million times

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla