viernes, 2 de diciembre de 2016

The Black Crowes - Atlantic City Broadcast (Back on Black, 1990)


La semana pasada publicaba en este mismo blog el amigo Rafael Albarrán (TheOutlaw76) una entrada con un directo de Guns N' Roses (aquí mismo) y comentaba mi afición crónica y prematura por los conciertos y los discos piratas (o bootlegs, como más guste). En el inicio fue la casete y algún vinilo suelto, luego el cedé y más tarde los archivos P2P, los mp3, el FLAC y últimamente los Torrent (y sí, de vez en cuando cae algún cedé o vinilo). La lectura y escucha del directo de los Guns N' Roses me hizo pensar en la entrada de esta semana y traer alguno de esos vinilos y me decidí por la última adquisición (reciente, antes del verano): concierto de unos jóvenes The Black Crowes, banda por la que tengo especial querencia.

El concierto en cuestión se grabó en el Trump Plaza Hotel el 24 de agosto de 1990 con emisión radiofónica (fuente de la que creo sale el vinilo presente). El quinteto lo conformaban los hermanos Robinson, Chris (voz) y Rich (guitarra), con Steve Gorman a las baquetas, Johnny Colt al bajo y Jeff Cease a las guitarras (a punto de despedirle estaban por entonces).

Como puede esperarse, el setlist se basa en su debut Shake your money maker más las versiones del Honky Tonk woman de los Rolling Stones, bastante bien conseguida, y el Jealous Guy de John Lennon, un poco más floja. Las tomas de Stare it cold, Jealous again o Hard to handle están muy bien. Para mi gusto es una pena que no sonara She talks to angels.


El sonido no es malo, teniendo en cuenta la fuente y el prensado, permite subir el volumen y salvo en algunos momentos la mezcla es buena. Esta edición en vinilo blanco brillante la publicó Back on Black en 2015. Viene con carpeta doble.

Disfrutad el fin de semana, cuervos.






TOKIO – Triangles (1989- Scóbula Records)





En varias publicaciones del blog he hecho referencia a la importancia que en los ochenta tuvieron  los concursos para bandas de rock. Como ejemplos citar el de Conjuntos de Rock de Barcelona, el Villa de Bilbao y, sobre todo, el Villa de Madrid. Sin ánimo de ser cansino, reiterar que por sus escenarios pasaron cientos de formaciones que tenían la ilusión de llegar a lo más alto del pódium para pillar el premio de grabar unos temas y/o conseguir unas pelas para hacerlo por su cuenta, así como tener la repercusión mediática necesaria que les permitiera entrar en el circuito LP-Directos. Recordar,  a bote pronto y de memoria, que solo ganadores de unos y de otros ha pasado por el barrio, Obús, Tritón, Sangre Azul, Esturión, Alcaudón, Cráneo, Estigia, Rock Dam, Capitán Flynn o Canker.

Los madrileños TOKIO hicieron historia con el doblete ganador en el año 1989 en las categorías de Metal del 1er Villa de Bilbao y en la de Rock Duro del 12ª edición del Villa de Madrid, haciendo hard rock melódico al más puro estilo de sus paisanos de Pinto, ciudad con mucho peso rockero por aquel entonces, Sangre Azul y Zero, o en otro orden, King Kobra, Dokken, Bon Jovi o los mismísimos Van Halen.






Lo que en 1983 había nacido con la pretensión de pasarlo bien y tocar para los colegas, en 1989 se convierte en realidad para cinco chavales de Pinto, José Luis Alonso al bajo, Manuel Sánchez, a la batería, Juan Carlos Martín a la guitarra, Manuel Escudero cantante y Alberto Fernández a los teclados, ya que consiguen grabar diez temas, todos ellos interpretados en inglés, poniéndole a su primer LP el título de “Triangles”.







Temas como los tres que abren la cara A del vinilo, “Love story in Tokio”,  “We want peace” y “Face to face”,  fueron suficientes para que este trabajo, repleto de buenas melodías y alguna que otra balada, tuviera cierto éxito de crítica y público, que también supieron valoraron su buena imagen y puesta en escena. Ello les llevo a telonear a lo más florido del heavy-rock nacional, ser cabeza de cartel en algún que otro concierto e incluso dar tres para los presos de las cárceles madrileñas de Alcalá-Meco, Carabanchel y Yeserías contratados por la Comunidad de Madrid.

Lo que fue rosa se tornó marrón en poco tiempo al no contar con el apoyo necesario por parte de la compañía, lo que provocó que a finales de 1991 la banda cesara su actividad.

Digo cesó porque tras reaparecer en 2014 con el EP “Gen Egoísta”, en este 2016 que se nos va han facturado el CD “Pecados Capitales”, un excelente trabajo cuya escucha os recomiendo y que por sí mismo merece una nueva entrada.

Un grupo TOKIO y su primer disco "Triangles" con muchos detalles para disfrutar sin prisas cualquier tarde de otoño. Sed felices, es una orden.




The Pink Floyd - More [Soundtrack] 1969

Hoy traigo un album muy especial, mi album favorito de Pink Floyd (o The Pink Floyd como se llamaban en sus inicios psicodélicos) la prodigiosa banda de rock progresivo más famosa del mundo que empezó sus primeras andadas en el mundo del rock puramente psicodélico, sinfónico y art rock si queréis denominar a esa corriente artística undelground que empezó en Londres ayá por el año 66 junto con bandas como The Velvet Undelgruound & Nico..
El album es el tercero de estudio de la banda y uno de sus últimos trabajos en el mundo de la psicodelia antes de pasarse al rock progresivo de principios de los 70s. El album forma parte de la BSO una película rodada y ambientada en Ibiza España en el año 1968 y publicada un año despues, es una autentica película de culto como Easy Rider, no quiero despellejaros la trama ni hacer spoiler quiero que la veáis solo os voy a decir de que trata, ante todo la temática del mundo de las drogas como tema principal y la contracultura pero en este caso se trata de un estudiante de matemáticas joven que acaba de terminar la carrera y no sabe que demonios hacer con su vacía vida y estando en París conoce a una chica hippie en una fiesta que lo lleva a su decadencia, sabbra cadabra de black sabbath habla de esto mismo, y bueno si veis la película veréis como acaba y todo lo que les pasa. Si queréis enfocarla desde un punto de vista filosófico a mi personalmente me recuerda mucho a la película "más allá del bien y del mal" que relata la vida de Friedrich Nietzche y no es exactamente lo mismo pero si se asemeja tanto por el nihilisno que caracterizo la contracultura como por ese amor tan pasional que lo lleva a la destrucción "victima de su propia forma de pensar". Por cierto la película si que es verdad que no se emitió en España es irónico estando aquí grabada pero debido a las fuertes referencias a drogas y tal... Easy Rider tampoco se publico aquí hasta abril de 1975 en Barcelona, putos curas y puto régimen por que no decirlo, como cuando quitaron "Locomotive Breath" del Aqualung de Jethro Tull porque hablaba del suicidio.
(Grabado en Londres en Diciembre de 1968)


Para entender un poco la película hay que trasladarse también a Ibiza, la meca hippie en los años 60s y ya se lo que estáis pensando ¿Que pasa con la dictadura franquista? Bueno a parte de que en aquellos años el régimen ya estaba en su ocaso y perdiendo fuerza se inició como ya sabeis una etapa de apertura para fomentar el turismo y eso, y con respecto a la música por ejemplo ya que salió el tema apenas estaba censurada como mucha gente se piensa, el régimen de finales de los 60s no era el mismo que el de los 40s no es que quiera defenderlo ni mucho menos ya habeis visto lo que he puesto arriba, pero solo decir que en estos años la situación no era tan exagerada como muchos se piensan, esto no era la urss aunque bueno eso es otro tema político que da mucho que hablar y en el cual no me voy a meter xddd en conclusión que eran unos hijos de puta con todas las letras y ya está, sobretodo el enano cabeza de huevo.


Seguimos con el tema de Ibiza como ya he dicho antes a pesar de la España del momento Ibiza digamos que era una excepción total venían hippies de todos lados a veranear, sobretodo niños de papa con dineros que gastar en droga pero había de todo, muchisimas bandas estuvieron aquí como por ejemplo King Crimson (pero de veraneo) de hecho el tema de Fomentera's Lady tiene que ver con esto. En Ibiza hasta las autoridades corruptas estaban metidas hasta el culo en el negocio de la droga, en la película se ve como los terratenientes mantienen ese pequeño imperio de la droga que había aquí montado y es irónico pero tras la llegada de la democracia y la decadencia de la cultura hippie a finales de los 70s se acabó esa estatus que tenía la isla, disminuyó considerablemente la corrupción, había menos negocio, ya casi no había hippies, todo cambió, las autoridades también cambiaron.. el tipo de turismo, la época.. en fin fué un poco todo.


Respecto a la música en sí el album tiene temás que imitan el folk español (flamenco) y guitarra española, bailes folclóricos y demás, mucha psicodelia, folk psicodélicoexperimental tonteos con el Jazz y con sonidos muy variados entre los que se incluyen pájaros y sonidos naturales ambientales preciosos, pero ante todo y por esto es mi album favorito mucho blues progresivo/psicodélico y heavy, es el album de Pink Floyd que más se acercó al heavy psych con el tema "The Nile Song" puro heavy heavy psicodélico potentorro ahhh me encanta ese redoble de batería y esos potentes riffs complementado con un mortal solo de guitarra que te permite imaginar ese combate psicodelico de un Don Quijote del siglo XX contra molinos de viento mientras vienen a la cabezas esos flashbacks y recuerdos vintage de aquellas vacaciones del verano del '68 en Ibiza.. the nile song cual es el tema más heavy y cercano al hard rock que ha hecho Pink Floyd sin ser nunca una banda de hard rock, por el lado del blues decir que a pesar de la fuerte afición que tenían sus miembros por el blues, sobretodo el mítico Syd Barrett que aunque ya no estaba en este album todavía se mantenía su influencia, y el caso es que Floyd apenas trabajó el blues en sus discos, puede que el primero os suene un poco a blues pero es más bien psicodelia pura con tintes de surf rock y el segundo también tiene tintes de blues propios de lo que es la psicodelia pura pero blues asi como tal en este album sí que lo hay concretamente en "More Blues" en serio es la pieza de blues sinfónico más sutil y sublime que he escuchado nunca, es bohemio a más no poder, bueno como el resto del album, yo creo que es el album más bohemico de Pink Floyd sobretodo por su historia, por la película y por toda la atmósfera que lo rodea. Luego esta también otro de los temás más populares del disco "Ibiza's Bar" muy cercano al hard rock y con esa carga de blues de la que ya hable, sale de fondo en una escena que me encanta mientras esta el protagonista trabajando en un bar de Ibiza y los clientes entrando a comprar "paquetes de cigarrillos" que en realidad son heronía, anfetaminas o LSD. Respeto a los temás más puramente psicodelicos decir que algunos son bastante siniestros y oscuros en clave terroríficos para sumergirte en esa historia realmente trágica que aunque tiene sus partes alegres y felices te da a entender que la droga dura acaba tornándolo todo a negro, la heroína es de las peores drogas que existen en el mundo y en aquella época era sinónimo de muerte por su terrible nivel de adicción y sus fuertes efectos, los hippies normalmente no la usaban, usaban LSD "para gente que ama la vida" como lo describe en la propia película y heronia "para gente que la odia" y solo busca destruirse y evadirse, bueno no me voy a meter ne temas de drogas jajajajaja todavía nos cierran el blog ajajajajaja pasemos a hablar del LP precios y como conseguirlo.


(Estas fotos no se incluyen en el LP jajajaja)
Ese hedonismo puede ser algo peligrosisimo ehh?!
Si llegáis a dar con una mujer así.. estáis condenados jajajaja "no te acerques a ella" le advirtió su rufián y avispado compañero en aquella fiesta hippie.

Respecto al LP Columbia Records 180 Gram, es muy fácil de conseguir por ~20€ o menos porque esta bien reeditado de hace unos meses que han reeditado toda la discografía de Pink Floyd, pero antes era imposible conseguirlo original y si lo comprabas.. pieza de coleccionismo 40-50€ mínimo, es de los discos más raros de Pink Floyd, respecto a la calidad de sonido es buena y muy pura lo han remasterizado bien conservando el sonido del master original al máximo posible y mejorandolo.

Músicos
Roger Waters - Bajo y gong.
David Gilmour - Guitarra y voz.
Richard Wright - Teclados y coros.
Nick Mason - Batería y percusiones.

TrackList

1. "Cirrus minor" (Waters) 5:18
2. "The Nile Song" (Waters) 3:27
3. "Crying Song" (Waters) 3:34
4. "Up The Khyber" (Mason, Wright) 2:13
5. "Green Is The Colour" (Waters) 2:58
6. "Cymbaline" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 4:49
7. "Party Sequence" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 1:07
8. "Main Theme" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 5:31
9. "Ibiza Bar" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 3:16
10. "More Blues" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 2:12
11. "Quicksilver" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 7:10
12. "A Spanish Piece" (Gilmour) 1:05
13. "Dramatic Theme" (Waters, Wright, Gilmour, Mason) 2:16
-->More @320


Si esta crítica la llego a hacer en 1970 me cortan la cabeza jajajaja las revistas españolas de música de la época eran buenas y no estaban censuradas pero se limitaban a hablar de música de forma muy literal, a partir de 1975 si se volvieron un poco más "Gonzas" con un tipo de periodismo más liberal y rebelde hablando de drogas, sexo y cualquier cosa..  que realmente están estrechamente relacionada con la música que a fin de cuentas que es la música sino la vida misma en versión utópica.

Salurocks!! y feliz viernes yonkis, quiero dedicar esta crítica también a la comunidad de club yonki de caballeros!!


viernes, 25 de noviembre de 2016

Nuclear Assault "Handle With Care" Under One Flag (1989)



Hablar de Nuclear Assault es hablar de una leyenda menospreciada del Thrash Metal en toda la extensión de la palabra, una de las más agresivas bandas surgidas en la segunda o tercera oleada de agrupaciones. Ésta semana se cumplieron 27 años de una de sus mejores grabaciones de la historia del metal, le pese a quien le pese, una grabación que se le puso al tú por tú a las grandes leyendas del subgénero. Hablo de "Handle With Care" (Manéjese con cuidado) en referencia a las líricas típicas de la banda es decir la conservación de la tierra y su lucha contra la contaminación nuclear. Se publicó un 23 de noviembre de 1989 a través de la label In-Effect pero ésta edición que tengo es de la Under One Flag. 

Es la tercera grabación de la banda norteamericana luego del exitoso álbum "Survival" en 1988, los originarios de Nueva York se pulieron con el anterior disco para dar el salto al éxito y reconocimiento del trabajo del grupo con éste disco, y vaya que lo lograron debido a qué éste es su disco más reconocido y donde vienen sus piezas más clásicas. Éste trabajo marcó el final de la época Thrasher de la banda ya que entrada la siguiente década cambiaron su estilo con una menor fortuna para ellos.


La producción del disco corrió a cargo de uno de los productores y 'mesías' de la producción de discos como lo es el señor Scott Burns (productor de la escena legendaria del Death Metal en Florida), así como había hecho una gran labor en su anterior disco, por lo que éste debería ser mejor que el anterior y vaya que cumplió con todo, los instrumentos se escuchan perfectamente ecualizados en un sonido demoledor rozando las notas del Death Metal pero la vena del Thrash Metal brotando por todos lados. "Handle With Care" supuso que la banda logrará adentrarse al círculo de las grandes bandas de los años '80s.

El track list del disco es el siguiente: 
Lado A
1. New Song
2. Critical Mass
3. Inherited Hell
4. Surgery
5. Emergency
6. Funky Noise

Laado B
7. F# (Wake Up)
8. When Freedom Dies
9. Search & Seizure
10. Torture Tactics
11. Mothers Day
12. Trial of Tears

El equipo de músicos sigue igual al del disco 'Survive'. John Connely en las agudas voces y los brutales riffs de guitarra, Anthony Bramante sigue en su papel de guitarra solista; siguió regalando estupendos solos, aunque ahora mas elaborados; el poderoso Danny Lilker (Brutal Truth) continua con su ataque en las 4 cuerdas, sus pasajes en el bajo son memorables, y por supuesto de lo mejor del álbum, el genialísimo Glenn Evans; que no se cansa de azotar con sus baquetas la batería con furia y rapidez en todo el álbum. 



El álbum tiene una peculiaridad o una constante que se repite durante todo el álbum, me refiero a que después de una pieza rapidísima por parte de la banda, sigue una pieza lenta o moderada en su estructura por la composición de las canciones. Eso fue lo que dio un plus extra a la grabación de 1989 sin duda que esperábamos grandes cosas del álbum.  

Con ese estupendo inicio insertado en el más salvaje Thrash Metal que hayan escuchado así inicia "New Song" la pieza inicial del disco, seguido de una canción a medio tiempo titulada "Critical Mass" una de las más famosas canciones de la banda que sin duda cuando uno habla de la banda durante las pláticas para recomendar discos ésta sale a relucir sin duda por la calidad de composición, De ésta canción se hizo un vídeo que estuvo transmitiéndose mucho tiempo en los inicios del extinto canal de música MTV(antes de convertirse en lo que hoy es). 


"Inherited Hell" es de lo mejor de las canciones rápidas de éste trabajo, excelente el manejo de las guitarras y el bajo que se escucha claro y pulsante durante toda la canción. Le sigue una pieza a medio tiempo que seguramente disfrutarás mucho, me refiero a "Surgery" que con su doble bombo nos entrega una canción con atmósfera densa pero con mucha metralla; "Funky Noise" y "F# (Wake Up)" son dos canciones que nos dan la sensación de lo que es recibir lecciones de Thrash Metal con sus diversas variantes, la primera por su rapidez desde el inicio con esos buenos riffs de la banda, mientras que la segunda nos presenta sus rasgueos de guitarras lentos con mucho feeling pero con la potente voz de Connely nos hipnotiza desde el inicio con esas letras feroces en contra de la contaminación. 

Señores estas son de las bandas que te hacen sacudir la cabeza hasta que te de un dolor fortísimo en el cerebro de tanto 'headbanging'. es altamente recomendado este disco..se podría decir que uno de los discos mas agresivos de la historia del thrash metal,para algunos...sera una banda un poco conocida..pero para los conocedores del buen thrash les decimos SIRVANSE.


Algunos tracks del disco "Handle With Care" de los Nuclear Assault.





Buen fin de semana amigos y amigas del blog, bienvenidos sus comentarios. 

Varios – Brown acid: The first trip/The second trip (RidingEasy records 2015-2016)


En efecto, queridos lectores, ya los tengo aquí tras un largo periplo de tres semanas desde Hermosa Beach. Hoy, entrada doble. No hace mucho, @MrEvilRock se extrañaba de que un ochentero como yo hablase de esta magnífica obra de arqueología en Twitter. Amigos, yo sólo puedo deciros una cosa y es que el sonido que corre por sus surcos me atrapó de tal manera que me dije a mi mismo que no podía dejar pasar la oportunidad de hacerme con tal colección de bandas semidesconocidas y en muchos casos de vida efímera. De hecho, soy fanático del hard rock y el heavy de los ochenta y finales de los setenta pero es cierto que desconozco bastante lo que se editó a finales de los sesenta y principios de los 70, recordad que nací en el glorioso 67. Sin embargo, en estas bandas que un buen día ni recuerdo cómo descubrí, encontré la simiente de lo que años más tarde fueron los grupos de los que me convertí en seguidor. Total, que escuchar estos álbumes es algo muy parecido a encontrarme con canciones desconocidas de los inicios de mis bandas favoritas. Y es que seguramente tanto estas como las que acabaron alcanzando la fama bebieron de las mismas fuentes y tocaron en los mismos garitos, solo que evolucionaron de manera diferente. Así pues, todo ello y lo atractivo del formato en el que venían las recopilaciones me hicieron pensar en varias ocasiones en encargárselas a RidingEasy Records. También es verdad que los malditos gastos de envío me echaron para atrás cada vez que estaba a punto de hacerlo. Incluso se lo llegué a comentar a Reverendo de la banda Hotfeel por si le hacía ilusión e íbamos a medias con los extras, pero no picó. Sin embargo, fue el mencionado @MrEvilRock recomendando el tercer recopilatorio de la serie el que me hizo pensar “¡a la mierda!, ve a por ello.” 


Así que escondiéndome de la parienta –era mejor que encontrase el gasto en la cuenta a hechos consumados y tenerlo que explicar que propiciar que pudiese convencerme de aplicar el cerebro en lugar del corazón antes de todo eso– entré en la página de la discográfica y di orden de compra para estas joyas fruto de la determinación de Lance Barresi y Daniel Hall. Y ya están en casa, el primero en vinilo negro y el segundo en púrpura translúcido (con dos pegatinas, algo cutres eso sí, de regalo).

El track list del First trip está formado por los siguientes temas: 

A 
Box (Zekes) 
Sunflower (Snow) 
One of the bad guys (Tour) 
Wasted (Zebra) 
Faze 1 (Bob Goodsite) 
Stand by girl (Raw meat) 

B 
Deathhead (Punch) 
Carry my load (Bacchus) 
Love Eyes (Cast Your Spell On Me) (Lenny Drake) 
Mystifying me (The Todd) 
Hard luck (Josefus) 


Y si en otras ocasiones se me ha hecho difícil analizar un álbum por sus canciones, podéis imaginar que en este caso –cuando no conocía antes de ahora a ninguno de estos grupos y es casi la primera vez que escucho sus temas– se me antoja casi imposible. Pero meted en una coctelera rock duro sin pulir, psicodelia, southern rock, pop, blues, sonidos a lo Sabbath y distorsión a lo Hendrix y os haréis una idea muy aproximada a lo que se puede encontrar en estas recopilaciones. Box fue la cara B del single Leaving you que editó Beverly Hills records en 1970, Sunflower es una composición de Rob Russen de Negative space después de diversos cambios de formación que se editó el mismo año y One of the bad guys es un single de 1975 para Radex records. Wasted es una de mis favoritas de este primer disco, editada para Miramar records en 1969 como cara B del single Helter Skelter, Faze 1 es una instrumental que Bob Goodsite editó en el 72 para su single Our house y Stand by girl, con la que finaliza la primera cara del disco, es otra de mis preferidas y se grabó en 1969 por el trío de Milwaukee Raw meat


La segunda cara se inicia con una Deathhead alucinante que tiene una parte central de psicodelia guitarrera y que salió para Raftis records del Bronx como cara B de un single de 1970. Carry my load es southern setentero a cargo de los Bacchus de Tampa y Love eyes es una mezcla extraña de pop, rock, guitarreo y estribillos pegadizos grabada –tocó todos los instrumentos– por Lenny Drake de los Lenny and the Thundertones. Luego viene Mystifying me, grabada para Peppermint productions y otra muestra de rock con buenas armonías vocales, estribillo facilón pero más hardrockera que la anterior. Hard luck es puro southern rock con una producción mucho mejor que la del resto de temas, supongo que porque se trata de una grabación de 1979. Editada como single por Hookah records, posee un trabajo muy limpio de guitarras a cargo de Dave Mitchell, quien aún sigue en activo a día de hoy por cierto. Con este tema se pone la guinda a una recopilación excelente de 2015 que en la primavera de este año ha tenido continuidad en un Second trip


Y vaya viaje, amigos, sin duda muchísimo mejor que el primero. En este caso, el track list es el que sigue: 

A 
Midnight witch (Ash) 
Warlords (Sweet crystal) 
Rock and roll man (Raving maniac) 
Take it! (Crossfield) 

B 
Bell park loon (Spiny Normen) 
Silence of the morning (Glass sun) 
Love to you (Volt rush band) 
Long hot highway (Buck) 
Show stopper (Iron knowledge) 
Daybreak (Sonny Hugg) 


Midnight witch es un estupendo tema que los Ash de Melbourne editaron en 1971 para Havoc records, Warlord es el que más me gusta de todo el disco –grabado en el 77 para Fiddlers, un sello de Detroit– y me tiene embelesado con esas dobles guitarras y el Hammond cortesía de Marq Speck. Rock and roll man hace honor a su nombre y es puro rock and roll con guitarras que recuerdan algo a Thin Lizzy y un sonido general a lo Status Quo. La primera cara finaliza con Take it!, psicodelia desde el norte del estado de Nueva York que va cogiendo más fuerza cuanto más avanza el tema, dando grosor a su sonido. Es también de mis preferidas. 

La última cara de esta presentación doble que hoy os traigo es Bell park loon, una canción con una flauta a lo Jethro Tull que pese a estar grabada desde hace casi cuarenta años, no ha sido hasta ahora que ha visto la luz por primera vez. Silence of the morning es otra de mis favoritas y la grabaron en el 71 los Glass sun de Rick y Bruce Roll para Sound patterns, de Michigan. Love to you es la cara B del single Love’s gone today que los Volt rush band grabaron a finales de los 70 para Red rock records. El riff de la guitarra de Steve Morris me recuerda vagamente al de You really got me. Y otra que también me trae recuerdos de otros temas es la siguiente, Long hot highway, otra de las destacables del disco, con un duelo de guitarras y teclados final y un estupendo bajo de fondo cuyo estribillo me hace venir a la memoria el de The bargain de los Who. Show stopper es funk-hard rock de campeonato que los Iron knowledge editaron en 1972 con Tammy records de Ohio. Para terminar, nada mejor que Daybreak, una versión de un tema de los McCoys que Sonny Hugg grabaron en un estudio de Lansing en 1970 con Rob Grange –luego en los Amboy Dukes de Ted Nugent y su banda en solitario– al bajo. 


En fin, un par de joyas que ya han tenido continuidad en un recientemente editado Third trip que al parecer vendrá acompañado de uno o dos lanzamientos más de la serie Brown acid en los próximos años. Y como no podía ser de otra manera, os acompaño la grabación de los dos álbumes. Disfrutadla. 


¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla

Guns'N'Roses "Live New York City, February 2, 1988" (2015)


Hablar de Guns'N'Roses a día de hoy resulta un tanto cansino. Ríos de tinta se han escrito durante años sobre el supuesto retorno de la formación original, sobre las mil y una salidas de tono de Axl, sobre su Chinese Democracy o sobre AXL/DC...Pero otra cosa es hablar de los Guns'N'Roses de finales de los 80s. Y es que hubo un tiempo en el que, cuando se hablaba de Guns'N'Roses, se hablaba de una banda de puro hard rock macarra, salvaje y peligroso. Parece mentira pero estos cuatro tipos, con un tan solo un disco, revolucionaron el anquilosado panorama musical y devolvieron el hard rock, aquel que practicaban bandas tan emblemáticas como Aerosmith o Thin Lizzy, a la primera línea del mercado musical. Appetite For Destruction borró de un plumazo a todas aquellas insulsas bandas de hair metal que pululaban como gallitos por el Sunset Strip.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Motörhead "Orgasmatron" GWR Records (1986)


Éste año se cumplen 30 años de la publicación de uno de los discos emblemáticos de la banda inglesa Motörhead del legendario Lemmy Kilmister (R.I.P. 20ff15) que el señor DIO lo tenga en gloria. Hablamos del disco "Orgasmatron" publicado un 12 de agosto de 1986 a través de la label GWR Records, es el séptimo álbum de estudio de la emblemática banda británica. Se supone que es el único álbum completo donde tocó el batería Pete Gill, aunque también tocó en la grabación de cuatro canciones para el álbum recopilatorio de 1984 llamado "No Remorse". 

En la portada aparece la mascota 'Snaggletooth' (también llamado War Pig) como la delantera de un tren porque en un principio el álbum se iba a llamar "Ridin' With The River" por ello el diseño del artista Joe Petagno la cual no hubo tiempo de cambiar. 

Contiene un buen puñado de canciones emblemáticas de la banda (la cual no me canso de decir que si no hubiera existido, habría que inventar una banda como ella), el siguiente listado son de las canciones del álbum. 

El lado A:
"Deaf Forever" – 4:25
"Nothing Up My Sleeve" – 3:11
"Ain't My Crime" – 3:42
"Claw" – 3:31
"Mean Machine" – 2:57

El lado B:
"Built for Speed" – 4:56
"Ridin' with the Driver" – 3:47
"Doctor Rock" – 3:37
"Orgasmatron" – 5:27


Éste disco fue grabado en los Master Rock Studios, ubicados en Londres, Reino Unido. La producción e ingeniería corrió a cargo de Bill Laswell y Jason Corsaro. Los cuales fueron los elegidos para regresar a la banda al éxito de nuevo luego del fracaso de ventas que según registros de la época "Another Perfect Day" a pesar de ser un discazo para la crítica musical no así para la banda que no logro obtener buenas ventas en comparación con el ya nombrado 'No Remorse', en cambio el álbum "Orgasmatron" llegó hasta el puesto 27 de las listas británicas. 

Desde el inicio tenemos en nuestros oídos la metralla del bajo Rickenbaker de Lemmy Kilmister, por lo que "Deaf Forever" nos entrega la marca de la banda con la velocidad de las guitarras y los riffs de Würzel apoyado por los constantes bombardeos de la batería de Pete Gill uno de los mejores baterías de sesión de aquella época, suena excelente la segunda guitarra acompañante el maestro Phillip Campbell en un duelo impresionante de riffs en todo momento de la canción. Gran inicio. 



No puedo más que decir que una brillante composición la segunda pieza que tiene por nombre "Nothing Up My Sleeve" el famosísimo intro del bajo de Lemmy con su estilo de lo que él llamaba 'Rock´n Roll" y que decir del tándem de los guitarristas Campbell y Würzel que la vuelven a montar con semejantes riffs que nos ponen las pilas al 100% una vez que escuchamos la canción. Luego viene esa gran canción enraizada en el Punk y el NWOHMB del cual formaron parte importante sin duda, nos referimos a la canción "Ain´t My Crime" que como siempre los británicos lograban poner hasta el punto más alto con sus instrumentos pero sobre todo con su estilo duro y directo. Grabado en esa "suciedad de sonidos" como les gusta llamarle a algunos críticos a la marca patentada de la banda. 


Si hablamos de influencias en lo que posteriormente se llamaría Thrash Metal y Speed Metal escuchen esa pieza llamada "Claw" con sus grandiosos cambios de ritmo a toda velocidad como le gustaba tocar a Lemmy, aquí no había tiempo para partes o pasajes acústicos. Aquí duro y directo a tu yugular sin descanso desde el primer minuto. Solo disfruta como la banda te lleva a su grandioso estilo una y otra vez. No cabe duda que éste cuarteto logro componer piezas memorables y ahora entendemos a tantas bandas que hayan sido influenciadas por la banda, por todos los tipos de 'intros' que manejaron en éste disco. The claw!!! 

"Built For Speed" es una gran canción de buenos coros como le gustaba componer al señor Kilmister junto a su banda. A medio tiempo en la vena del auténtico NWOHMB para que disfrutemos en todo momento como una declaración de estilo de vida la cual a final de cuentas era lo que en su mayoría de las letras de la banda nos comunicaban.  

La canción que le daría título al disco inicio con esos grandiosos intros de doble bombo seguido de la Rickenbaker de Lemmy Kilmister. Con toda la potencia de las guitarras nos encumbramos a escuchar la pieza "Ridin' With The Driver" es para que podamos mover la cabeza al ritmo de las notas con el acostumbrado headbanging desde el primer minuto. Sobra decir lo buenos que son los riffs de los guitarristas que se marcan un solo de guitarra de los más memorables que le haya escuchado a la banda.

Para finalizar el trabajo de éste álbum suena "Orgasmatron" como un homenaje a los Black Sabbath por esos riffs densos a medio tiempo, y una letra que se nos queda sin duda en la cabeza como una adicción que te obliga a escucharla una y otra vez. Con mucho aire de misterio y oscuridad se marcaron un himno del Heavy Metal la cual ha sido versionada muchas veces por bandas de metal extremo reconociendo a la banda como una influencia en todos los sentidos. Salve Motörhead. 
Salve Lemmy Kilmister!!!.

Quise recordar éste trabajo a 30 años de su publicación el cual ha vencido las barreras del tiempo por la calidad de sus composiciones durante la duración del álbum, por ello les recomiendo ampliamente el trabajo de los Motörhead publicado en 1986. 

Les dejo algunas canciones del emblemático disco: 











Lynyrd Skynyrd - Second helping (MCA - 1974)



Este disco siempre será famoso por contener la canción Sweet home Alabama, quizá la más famosa del grupo, al menos la más vendida. Segundo largo de los de Florida que recoge sus esfuerzos por convertirse en una banda trascendental. Las composiciones, la producción y la ejecución de los temas son excelentes. Más allá del famoso single, una arenga hacia las bondades de la gente del sur, destacan la cruda The needle and the spoon (efectivamente, una canción sobre drogadicción), The ballad of Curtis Loew, la versión vital de Call me the breeze de J.J. Cale o la imprescindible Workin' for MCA, su compañía de discos, que estrenaron para sorpresa de directivos y jerifaltes en una fiesta aniversario de la discográfica. Menudos piezas debieron ser estos. La verdad, el álbum no tiene desperdicio, porque el groove de Don't ask me no question o la pletórica Swamp music a tres guitarras te revientan las orejas y la delicadeza blusera de I need you me encanta. Imprescindible en aquí).
cualquier discografía que se precie junto a su debut (que, por cierto, ya salió en este blog

La banda, por cierto, la formaban Ronnie Van Zant a la voz (y principal compositor), Gary Rossington, Allen Collins y Ed King a las guitarras, Billy Powell a las teclas, Leon Wilkeson al bajo y Bob Burns a la batería. Producido por Al Kooper en los Record Plant de Los ángeles, a excepción de la famosa Sweet home Alabama que grabaron en los Estudios One Doraville de Georgia (obviamente, USA).

La edición vinilera que os traigo hoy corresponde a una reedición de Universal que compré hace un par de años, con vinilo gordo, sonido bueno y material de calidad. No es el original pero suena (casi) lo mismo.

Buen fin de semana.


Lynyrd Skynyrd - Sweet home Alabama



Lynyrd Skynyrd - Call me breeze



Lynyrd Skynyrd - Workin' for MCA





5º Festival Rock Villa de Madrid 1982 (1983 - Ayuntamiento de Madrid)





Marchando otra del Villa.

Recordemos que a la final de la 4ª edición de Festival Rock Villa de Madrid, celebrada en el año 1981, se presentaron cientos de grupos en su mayoría heavies y hardrockeros. A la final, que se celebró en las Ventas ante 30.000 personas (otras 5.000 se quedaron fuera), llegaron cinco bandas heavies. Los ganadores Obús.

Definitivamente las calles de la capital y del resto del país se llenaron de melenudos con chupas de cuero, de las de verdad no como las que ahora se venden en cualquier tienda de ropa, camisetas con los logos de sus bandas preferidas, vaqueros ajustados, muñequeras y cinturones con tachuelas.

Por ello, algún lumbreras del Ayuntamiento de Madrid, ante la invasión metálica que se preveía para la edición del 82, decidió segregar el concurso en varios estilos “rock”, estableciendo tres premios: jazz-rock, pop-rock y rock duro (hubiera estado “simpático” haberlo denominado “duro-rock”).

Los ganadores en cada una de las tres categorías fueron, Arco Iris, Derribos Arias y Tritón, respectivamente.






Los premios, tanto para los ganadores como para los segundos clasificados en cada una de las categorías (Ensueño, La UVI Tálamo), fueron en metálico y la grabación de uno/dos temas que se editarían en vinilo.

Lo lógico hubiera sido sacar tres EP con los finalistas de cada una de las categorías, tal como en ediciones posteriores se hizo, pero no. Se optó por incluir todos los temas en un recopilatorio formando un extraño totum revolutum sonoro, que con el paso del tiempo se ha convertido en una pieza de coleccionista debido al escaso número de ejemplarse editados y conservados, así como, más importante, contener los primeros, en algunos casos el único, registros sonoros de las dichas bandas.

El trabajo fue grabado en los madrileños estudios Doublewtronics y editado por Ayuntamiento, siendo la impactante ilustración de una rockera Diosa Cibeles en bolas a pie de calle junto con su guardia pretoriana leonina de Javier Fe y Juan Fernández, que ya de por sí vale tener el disco.






Centrándonos en los temas, Tritón, de la mano de Javier Mira y con José Castañosa “Lili” de cantante (tras terminar la grabación se marchó a Sangre Azul), solo aporta un homenaje a Jimmy Hendrix de título “Un loco maravilloso” un corte muy guitarrero, como no podía ser de otro modo.  Por su parte Tálamo aporta “Solo joven” y  “Stuka”, dos interesantes canciones con varios solos de guitarra ejecutados a buen ritmo. Contaros como curiosidad que “por error de transcripción en la Cara A del disco el tema Nº 1 corresponde a “Solo Joven” de Tálamo, y el tema Nº 2 corresponde a “Un loco maravilloso” de Tritón.”, tal y como se transcribe una nota informativa escrita a máquina que se incorporó dentro de la carpeta.

Los finalistas de la categoría pop-rock, Derribos Arias, capitaneados por el inolvidable y surrealista Poch,  y La Uvi, capitaneados por el punk madrileño por antonomasia “Manolo Uvi”,  lo hubieran sido mejor de la categoría punk-rock, más los segundos, con “Ley y Orden” y “Povo, povo”,  que los primeros con Cinco tiernos minutos, una locura de tema que los Derribos prácticamente improvisaron al no querer  quemar tres canciones que iban a aparecer en exclusiva en el próximo trabajo de la banda.








Respecto a las aportaciones de los finalistas de la categoría jazz-rock, Arco Iris (“La última cita con Mr. Fals”) y Ensueño (“Rumba flamenca”), comentaros que, pese a la originalidad de sus propuestas y que el Villa abría de par en par muchas puertas, no llegaron muy lejos. No quería dejar la oportunidad de recordar a uno de los componentes de Ensueño, el desaparecido pianista y compositor José Luis Torres Corral, apodado familiarmente como “El Charpa” o popularmente como “El Niño” ya que desde muy joven comenzó a tocar por grupos madrileños, entre ellos el Ñu de Molina y Rosendo.

Otro trabajo más que dio uno de los concursos musicales referente del rockerío y de la movida de los madriles de los ochenta. Qué lo disfrutéis.

Sed felices, es una orden.

@paco_delatorre
Revolution Rock N' Roll









viernes, 11 de noviembre de 2016

Craig Goldy’s Ritual – Hidden in plain sight (Music for nations - 1991)


Amigos, cuatro años y medio han tenido que pasar para que os hable de una manera medianamente extensa de un vinilo que ya os mencioné en este espacio. Me refiero a Hidden in plain sight, el debut en solitario de Craig Goldy –quien el domingo pasado cumplió años– tras abandonar Dio por primera vez. A este respecto, debo deciros que la relación de Ronnie James con Craig había comenzado mucho antes, a principios de los 80 cuando el añorado vocalista y su esposa pusieron sus ojos en una joven banda llamada Rough Cutt –también os hablé de ella por aquí– de la que formaron parte tanto Claude Schnell a los teclados como un jovencito Craig Goldy que por entonces vivía en un coche y al que Ronnie ayudó en su breve paso por los Cutt antes de que se uniese a Giuffria en su álbum de debut, banda en la que Craig conoció a David Glen Eisley, aunque no participó ya en la grabación de su segundo trabajo porque se unió a las filas de su mentor reencontrándose con su antiguo compañero Schnell. Sin embargo, tras grabar con Dio el fabuloso Dream evil, Goldy fue echado de la banda por un Ronnie James Dio bastante enfadado. Recuerdo entrevistas de la época en las que Ronnie se quejaba de los guitarristas californianos, muy dados a las florituras y al virtuosismo pero incapaces de hacer lo que se les mandaba. Pese a ello, Craig regresó a Dio en dos ocasiones –para Magica y el estupendo Master of the moon– manifestando en todo momento la enorme gratitud que sentía por Wendy y Ronnie


Pero lo que hoy me ocupa es ese momento a principios de los 90, con Goldy fuera de Dio y su amigo David Glen Eisley echado de Giuffria –que ya habían cambiado el nombre a House of lords por problemas con la compañía de discos– por Gene Simmons. Goldy ya había estado trabajando en una demo con Mike Stone titulada Ritual, así que cogió esas canciones, se metió en el estudio con Eisley y un par de músicos de sesión y dio a luz este Hidden in plain sight bajo el nombre de Craig Goldy’s Ritual que editó en vinilo Music for nations. En general estamos ante una especie de patchwork interesante pero algo inconsistente en el que se advierten calidades de sonido variadas. Soy de la opinión de que con un único cantante y una mejor producción –como mínimo más cuidada– el trabajo se hubiese beneficiado del aporte de una mayor sensación de obra cohesionada. Pero esto es lo que hay. 


Así pues, grabado en los Goodnight L.A. studios, los Can-Am studios, los Clearlake studios, los Cornerstone recorders studios y los Echo sound studios con producción de Tom Fletcher, Craig Goldy y David Glen Eisley, con la participación de Mike Stone y Eisley a las voces –y teclados en el caso del segundo–, Tom Rucci y Steph Ellis al bajo, Carl Marelli y Ron Wikso a la batería y Doug Allen a los teclados, Goldy y su guitarra nos regalaron esta colección de canciones. 

A 
Eye for an eye 
Over and over 
Hidden in plain sight 
Anytime anywhere 
Forever more 
Rain fall 

B 
What’s on my mind 
In over my head 
Hard times comin’ 
Seein’ double 
Right for the wrong reason 
Starchaser 


Con dos caras bien diferenciadas en cuanto al vocalista, el disco se inicia con Eye for an eye, un hard rock guitarrero con leve toque de teclados junto a la estupenda voz de David y un fantástico solo, todo un inicio a la altura de lo que cabría esperar de este elepé y que –como ya os he dicho– se quedó un poco a medias. Le siguen la notable Over and over y Hidden in plain sight, una instrumental con pinta de demo, tanto en el sonido final como en la estructura, más parecida a los cimientos de lo que tenía que haber sido una canción normal que un tema nacido para ser tocado solo a la guitarra. Eso sí, el bajo de Steph Ellis suena a Billy Sheehan. Anytime anywhere es otro temazo a lo Giuffria, con sus teclados, la característica voz de Eisley y un Goldy estupendo. Y entonces llega el temazo, Forever more, mi preferida del disco y la que justifica la compra del mismo, un baladón fantástico de regusto ochentero. Puro hard melódico del bueno. 

Rain fall es otra instrumental que suena a lo que en la segunda mitad de la década anterior había hecho Vinnie Moore, algo que no resta méritos a Goldy aunque sí originalidad. What's on my mind –ya con Mike Stone a las voces– es un hard rock melódico resultón que parece cantado por un Mike Vescera con la voz más carrasposa. In over my head es estupenda, mi preferida de la cara de Mike Stone, y en mi opinion es muy sabbathiana de la época de Tony Martin, lo que es todo un punto a favor. Y a partir de ahí, todo es mediocre amigos. Hard times comin’ comienza con un sonido que parece de la epoca Dream evil que luego adquiere entidad popia sin que eso la haga destacar demasiado, Seein’ double es bastante prescindible, Right for the wrong reason tiene un riff interesante y un bonito solo pero en general se hace algo cansina y el punto final lo pone una rapidita Starchaser que también estaba en la demo Ritual y que deja buen sabor de boca aunque no aporte nada extraordinario a este álbum que –repito– resulta muy interesante y recomendable como documento y muestra del Goldy en solitario, sobre todo por el aporte del amigo Eisley

Así que, si sois fans de Giuffria y Dio, no dejéis de darle una oportunidad a esta selección. 

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla