jueves, 18 de diciembre de 2014

ACDC - Blow up your video (1988 – Atlantic)



Tenía otro vinilo preparado para despedir el año, pero a la vista de que por séptima vez voy a gozar en directo de ACDC he decidido in extremis cambiarlo.

Ayer estuve leyendo parte de lo publicado de los conciertos de los australianos en España. Si en algo estoy absolutamente de acuerdo con lo leído son el excesivo precio de las entradas, el impresentable funcionamiento de venta (no el sistema), sobre la segunda cita madrileña sacada de la manga por arte de birlibirloque (ja), que ya no son unos chavales (yo tampoco) y que se echará mucho de menos a Malcom.




El resto, son opiniones que algunas comparto y otras no pero entran dentro de razones personales que no voy a entrar a valorar. Allá cada cual con los motivos que les mueven para asistir o no a este concierto. Los míos son, a pesar del gran esfuerzo económico, mi devoción por la mejor banda de rock de todos los tiempos, por el espectáculo sonoro y visual que siempre brindan, por el pre y post concierto, porque lo viviré en familia y por la ilusión de verlos una vez más, tal vez la última.

Con seguridad ningún tema de “Blow up your video” sonará en la nueva gira. No es un trabajo, a pesar de una producción y sonido perfectos, que incluiríamos entre los ¿cinco? mejores de la banda, pero me encanta, tiene todo lo que nos gusta de estos tipos, que estaban por aquella época en plena forma, y encima contiene uno de los temas que más me gusta de Angus y compañía: “Heatseeker”.

Que l@s bruj@s de vuestros sueños os sean propicias el año que viene y que os traigan mucho rock and roll, con un buen repique de campanas, por supuesto.




Side one:
1. Heatseeker
2. That's the way I wanna Rock 'n' Roll
3. Meanstreak
4. Go zone
5. Kissin' dynamite

Side two:
6. Nick of time
7. Some sin for nuthin
8. Ruff Stuff
9. Two's up
10. This means war







viernes, 12 de diciembre de 2014

Little Angels - Jam (Polydor, 1993)



En septiembre de 1988 la compañía Polydor publicó el primer single de Little Angels90 in the shade. La banda ya llevaba varios años dando guerra por los circuitos británicos, incluyendo un lleno en el Marquee londinense. Si no les conoces, en este enlace se resume su breve pero intensa carrera. Su tercer y último álbum se tituló Jam y debutó en el número 1 en el Reino Unido justo al comenzar 1993 tras un estupendo single titulado Womankind

Cabe decir que este disco ostenta un dudoso record: es el "número 1" que más rápido ha caído en las listas de ventas de UK en toda la historia, pues a las cuatro semanas estaba fuera del top 100. Vamos, un pelotazo.

Jam tiene todos los ingredientes de un gran álbum de rock: gloriosos riffs de guitarra, estribillos estupendos, melodías pegadizas, buenos arreglos, una base rítmica sólida, algunos solos geniales y una producción de primera. 
Y algunas geniales baladas. Womankind es soberbia de principio a fin. The color of love no se queda atrás. Pero Sail away simplemente es una de esas canciones en las que todo cuadra, con una melodía simple pero efectiva y una interpretación buenísima, pero sin florituras.
Lo más destacado, sin embargo, son esos temas rock de estadio. El single de éxito se tituló Too much too young. Momentos "hard big band" con esos vientos metidos con gusto en The way that I live o Don't confuse sex with love (importante), esta última con un pie y medio en los parámetros AOR. Una estupenda versión de Tired of waiting for you (so tired). Las mejores guitarras las encontramos en Eyes wide open. Un estupendo trabajo vocal con buenas armonías en I was not wrong. Y Soapbox un buen ejemplo de hard rock pegadizo.
La banda la formaban los hermanos Dickinson, Bruce John a la guitarra y Jimmy a los teclados, Toby Jepson a la voz, Mark Plunket al bajo y Mark Richardson (sustituyendo a Michael Lee) a la batería (quien había sustituido a Dave Hopper anteriormente). Lo produjo Andy Julian Paul con Ken Lomas como ayudante e ingeniero.
La versión que traigo al blog es la española de época publicada por Polydor.
Si no los conoces, un buen momento para darles esa oportunidad que perdieron en los noventa. Y si ya te sonaban, pues dale al play también y disfruta.
Buen fin de semana.
Little Angels - Don't confuse sex with love

Little Angels - Womankind

Little Angels - Soapbox

Little Angels - I was not wrong

Little Angels - Sailaway




Furia – Lady Rock (1987 – Melodías de ayer y hoy)




Larga vida es la del Rock & Roll y efímera la de miles de sus bandas.

Una de ellas fueron los madrileños FURIA cuya carrera duró lo que se tarda en participar en la categoría de rock-duro en la VIII edición del Villa, donde quedaron, bajo el nombre de Furia Animal, en un notorio tercer puesto y vivir de esos momentos de gloria.




El tercer puesto les permite incluir dos temas (“Búscame” y “Los fuertes vencerán”) en un split junto con Sangre Azul, que lo gana, y Esfinge, que quedan en segundo lugar, y editar un single en solitario con esos mismos dos temas.

Ya con cierto nombre en la escena heavy madrileña se meten en los estudios Musigrama para grabar un EP con cuatro nuevo cortes que, aunque de título homónimo, todos conocemos como “Lady Rock” al llevar impreso ese título en las etiquetas del disco y al ser esta canción -sobre todo su pegadizo estribillo- lo que ha quedado en la memoria para relacionarla con la banda.






Cuatro temas no dan para mucho, pero son una buena muestra del hard rock con carrocería y temática glam que hacían estos cuatro tipos: Antonio Jiménez (guitarra), Javier Romero Maldonado “Yiyi” (guitarra), José Manuel López Ramos “Pulgui” (batería) y Jorge Moraga (voz y bajo). Letras y ritmos guitarreros que filtrean descaradamente con el power pop que se hacía en aquella época. Para muestra óigase “Atacas en la noche”.  

En todo caso, un trabajo divertido de un grupo que prometía. Como os pego los cuatro temas, juzgar vosotros mismos.

Abrigaos que va a hacer rasca. Buen fin de semana.

Cara A:


1. Lady Rock



2. Atacas en la noche

Cara B:


3. No quiero ser rey


4. Esta noche…


Death "Spiritual Healing" (1990) Century Media


A un día de recordar al gran músico norteamericano Chuck Schuldiner les traigo un disco que marcó un cambió en el estilo de su banda DEATH un álbum que para los afortunados que lo escuchamos en su tiempo nos iluminó con sus creaciones que vinieron a significar una frescura para el subgénero que practicaba la agrupación en ese tiempo. Antes de éste disco la banda tenía lo que se conoce en el metal extremo como el death metal con tintes grindcore. A partir del álbum publicado el día 16 de febrero del año 1990 la música de la banda dio un giro al incluir elementos melódicos y progresivos pero con las notas básicas del death metal. Así salió el gran disco "Spiritual Healing" a través de la label Combat Records. 

Este es el primer álbum de Death en donde Schuldiner deja atrás la temática de horror y gore de las canciones de sus álbumes anteriores y se enfoca en temas sociales como el aborto, genética y los "telepredicadores", Enfoque que sería consolidado en su siguiente álbum (Human, 1991). Tenemos un contenido musical más melódico, gracias a el característico estilo de un gran músico en la guitarra líder. La alineación que grabó ese disco estuvo de la siguiente manera: Chuck Schuldiner en las vocales, guitarra líder y las letras; Bill Andrews en la poderosa batería, Terry Butler en el bajo(ambos músicos estarían más tarde en la banda Massacre); finalmente la otra guitarra que también podríamos decir líder se encontraba el gran James Murphy(Testament, Obituary) quien nos mostraba su faceta más extrema con la agrupación al incorporar elementos pesados y melódicos en las canciones. Una formación de lujo del disco.


Este fue el último álbum de Death cuya caratula fue diseñada por Ed Repka, también es el último álbum donde participan el bajista Terry Butler y el baterista Bill Andrews. Este período fue de gran controversia para Death, puesto que Butler y Andrews estaban de tour en Europa sin Schuldiner (quien se negó a participar en el tour adjudicando que estaba mal organizado), teniendo al vocalista Louis Carrisalez en su lugar. Butler y Andrews fueron despedidos de la banda por este incidente. Como ya mencionamos se unirían a la banda de Florida: Massacre.

Fue producido, grabado y mezclado por el "Rey Midas" de esa época en el metal extremo, el señor Scott Burns en los legendarios Morrisound Studios. El vinilo viene en color negro no es con la caratula de la portada como otras ediciones como la Combat Records o la Under One Flag por ejemplo. Pero así se editó y para mí es un lujo ver éste diseño; por lo que respecta a los temas se organizaron  de la siguiente manera. En el lado A encontramos las poderosas piezas tituladas "Living Monstrosity", "Altering the Future", "Defensive Personalities" y "Within the Mind" en tanto que en el lado B tenemos las no menos reconocidos tracks "Spiritual Healing", "Low Life", "Genetic Reconstruction" y "Killing Spree" lo que hacen un total de 43 minutos con 21 segundos de puro metal extremo como gustaba en llamarle Chuck a su música pero que los fans y la crítica siempre notaban mucha influencia de su anterior estilo: El death metal.


De lujo el librito al interior del vinilo igual de color negro con las letras de la banda a cargo en su mayor parte de Schuldiner, apoyado en algunas ocasiones por James Murphy. Todo ésto tiene como referencia la portada del disco de 1990 ya que deja claro a la crítica social como tópico no está apartada de la lírica y del mensaje de bandas de metal extremo. En la ilustración, por cierto, de una factura realista e impecable, vemos al típico sanador o "telepredicador", que a fuerza de un buen fajo de billetes te curará la ceguera, te hará caminar o te hará volver a tener fé. Un embuste eterno del que viven millones y que Chuck, por lo visto, no toleró y estampó en éste su tercer trabajo como impacto inicial una crítica. Hay que recordar que la sociedad norteamericana es una de las más devotas y creyentes pero hablamos de 1990, ya se imaginarán todo el circo que se debe haber armado con la portada, las letras y la música por parte de éstos ciudadanos. 

Un riff de guitarra salvaje, acompañado de una batería devastante, nos deja secos al primer impacto. Ha iniciado "Living Monstrosity" hace acto de aparición y nos agarra desprevenido con ese sonido brutal pero que escuchas líneas melódicas insertadas en sus notas. Death siempre habían sido malévolos y directos, pero ahora mismo, su sonido y su fuerza salen del amplificador y arrasan tu casa y el vecindario. Qué potencia rítmica, que cambios de tiempo en esa dualidad perfecta como son James y Chuck; sobresaliente las notas vocales con esa voz característica de Schuldiner, simplemente alucinante. No quiero ni pensar en como afecta a alguien escuchar ésto por vez primera, y más en 1990. James Murphy, por su parte, demuestra a base de unos solos psicodélicos y enérgicos que es un escudero ideal para el amo de ceremonias que es Chuck Schuldiner. Recomendada.




Death "Living Monstrosity" en vivo 1992

El tema que da título al disco "Spiritual Healing", actúa irónicamente como "sanador de almas" para los que buscamos ese metal extremo que emocione y te haga agitar la cabeza a golpe de ritmo furioso y cortante. Preciosas, por cierto, las melodías de las dos guitarras centrales del tema. Slayer podrían tener su "Reign in Blood" en los altares, pero éste tremendo disco les iba a hacer temblar. Tanto de gusto como de miedo. Soberbio tema, cargado de mucha creatividad rítmica, una nueva cadencia en la voz de Chuck (mucho más madura, robusta y cavernosa) y una energía bestial. Casi ocho minutos de frenesí fascinante. Sin duda quedarás bien impactado con lo demostrado por la alineación en éste track.




Death "Spiritual Healing" en vivo 1990.

Para cerrar los temas sobresalientes les reseño la que se titula "Low Life", la cual se erige como un tema con cierto aroma a Thrash Metal que no desentonaría, si no fuese por ese vozarrón de Chuck, en uno de los primeros discos de los suecos Bathory más aguerridos; eso si dotados de energía deathmetalera y arrolladora. Las letras no quitan lo emocionante que es el viaje del tema en sí mismo al contrario son el complemente perfecto para éste tema. Impagable la voz y la guitarra de Chuck compartiendo lucimientos de mástil con la futura leyenda James Murphy quien desde joven ya estaba acosando a los futuros fans de la banda a base de puñetazos en forma de riffs y navajazos en forma de solos de guitarra. Parte final de tema histórica, donde todos avanzan a toda velocidad como una amalgama de energía que es capaz de derribarte. Disfrútenlo!!!




Death "Low Life" en vivo 1990

Ya han pasado más de 24 años de publicado éste trabajo y aún sigue fresco en la memoria de los metalheads de antaño así como también de los que en su tiempo vieron el programa de MTV "Headbanguers Ball" donde aparecían frecuentemente en entrevistas y vídeos. Las nuevas generaciones poco a poco han ido conociendo a la banda y han ido celebrando las producciones discográficas de la agrupación. Les comento que éste álbum y el resto de sus discos han sido remasterizados tanto en formato CD como en vinilo para que escuches aún mejor todos los detalles instrumentales del disco, un gran acierto sin duda alguna de la label. Para homenajear a quien muchos consideran el padre del "Death Metal" pero como en vida decía Chuck Schuldiner "yo no etiqueto mi música, prefiero llamarle metal extremo". Un 13 de diciembre del año 2001 nos dejaba el espíritu del gran músico originario de Glen Cove, Nueva York a la edad de 34 años a consecuencia de un tumor cerebral, dejando un gran legado para las futuras generaciones de fans del metal. A 13 años de la partida del fundador de DEATH vaya ésta reseña como un pequeño homenaje de mi parte.


Hasta la próxima semana amigos y amigas del blog, nos leemos pronto y siempre son bienvenidos todos sus comentarios,

ANTON

viernes, 5 de diciembre de 2014

Savatage "Hall Of The Mountain King" (1987) Atlantic Records



Este es un vinilo de los que más celebro tener aunque sea en segunda mano que me hayan vendido como recién estrenado. Una banda de auténtico culto en el Heavy Metal americano de los ochentas y principios de los años noventas. Su nombre inscrito en la historia musical como SAVATAGE de la tierra del Death Metal, si de Tampa, Florida ni más ni menos. Este quinteto ya había publicado 3 discos de larga duración ("Sirens"1983, "Power Of The Night" 1985 y "Fight For The Rock" 1986 así como un Ep titulado "The Dungeons Are Callings" en 1984) todos con muy buena aceptación entre los fans y los críticos de la prensa especializada por lo que la banda tenía un amplio respaldo para poder realizar un cuarto disco de larga duración que fuera un "parteaguas" o un punto de inflexión de reconocimiento discográfico de la banda.

Así un 28 de septiembre del año 1987 salió publicado el cuarto full-lenght de la banda Savatage con "Hall Of The Mountain King" a través de Atlantic Records que nos fue presentado en un lujoso vinilo  de 12" donde el arte de la portada luce mucho en la caratula sin duda. La portada nos muestra al rey de la montaña sentado en su trono, un rey siniestro como los villanos de películas épicas, sabedor de sus poderes y su riqueza, la cual podemos apreciar a sus pies guardada en un gran cofre lleno de monedas, alguna copa de oro, un hacha, un libro y que de sus manos brotan unos rayos de devastador efecto para cualquier estúpido ladrón que intente apoderarse de sus bienes. En resumen me encanta el diseño muy innovador para su época.



El vinilo negro con sus caras A y B nos presenta en total 10 canciones que en total hacen casi 40 minutos de duración del más fino Heavy Metal melódico y potente que haya escuchado de una banda ochentera, aquí venían con muchas ideas para componer y lo fueron demostrando a lo largo del disco, la agrupación que grabó éste trabajo tiene mucho que ver para empezar se encontraba Jon Oliva en la voz principal y piano, e majestuoso y vistuoso hermano Criss Oliva en la guitarra líder, Johnny Lee Middleton en el bajo y coros, por último Steve Wacholz en la batería y percusiones. Dejando un tándem de reconocidos y expertos instrumentistas. Las habilidades vocales de Jon Oliva son sin duda el plato fuerte en éste trabajo junto a la guitarra de su hermano, las distintas tonalidades que poseía en el álbum nos permitió conocer a otro emblemático de majestuosa voz de aquellos años que aún hoy se le recuerda bastante por éste disco y otro posterior. Muchos lamentan mucho la muerte de éste gran artista porque quién sabe que más nos pudo haber ofrecido, sobre todo pensar en el Wacken Open Air 2015 donde están anunciados como cabezas de cartel, sin duda se le extrañará en la reunión que se dará cita en ese evento.

Como mencionábamos el vinilo se compone en 10  piezas de puro Heavy Metal americano de aquellos años 80´s; en el lado A se encuentra "24 hours Ago", "Beyond the Doors of the Dark", "Legions", y "Strange Wings" mientras que en lado B tenemos las piezas "Prelude to Madness (Instrumental)", el himno majestuoso de "Hall of the Mountain King", "The Price You Pay", "White Witch", "Last Dawn (Instrumental)" y para finalizar tenemos la gran pieza "Devastation". Grandes ideas en las guitarras para acompañar la historia que nos presentan en éste trabajo. Este álbum fue grabado durante el año de 1987, en los estudios Record Plant de Nueva York, Nueva York, Estados Unidos y producido por la misma banda, junto con el productor Paul O'Neill(Aerosmith, AC/DC, Def Leppard, Ted Nugent, The New York Dolls, Scorpions y Michael Bolton). Así que había garantía de que fuera un éxito este álbum y lo consiguieron al posicionar en el número 116 de la lista Billboard que en esos años se encontraba repleto de artistas pop o rock comercial de aquellos años. Fue el disco que más alto lograron posicionar en su carrera en esa lista. Grandes los músicos de Tampa, Florida.



Para empezar a rescatar las grandiosas canciones de éste disco tenemos a "Legions" como su nombre lo indica es una narración épica insertada en los rifs de Heavy Metal clásico en los 4:51 de duración que tiene la pieza así que nos encontramos con un rif de guitarra muy sobresaliente y una voz majestuosa contando la batalla de la historia del Rey de la Montaña defendiendo su tesoro. Muy buena producción de la pieza donde puedes apreciar todos los instrumentos en su máxima potencia con la ecualización y mezcla del productor destacándolos en las brillantes notas y rifs de Cris Oliva en su guitarra. 


Savatage "Legions" en vivo 1992

Otra pieza que destaco es la número 4 "Strange Wings" es algo única y diferente al resto de las composiciones, en una dinámica más como los alemanes Scorpions, sonido hard rock melódico y con la colaboración del fabuloso Ray Gillen (R.I.P.) tiene un estribillo súper pegadizo y comercial, en lo personal es de lo mejor que nos encontramos en este disco. Una vez más se llevan las palmas los hermanos Oliva con la voz de Jon y las guitarras de Criss, me gusta mucho los rifs que se escuchan de principio a fin de la canción.  


Savatage "Strange Wings" en vivo 1987

Sin duda una de las mejores canciones del disco y hasta podría decirse un himno es la pieza homónima "Hall Of The Mounain King", el riff es apoteósico, estratosférico, de mis favoritos en el heavy metal. La canción desata una energía impresionante y adictiva, dura cinco minutos y medio, pero se pasan volando. No tiene desperdicio desde que arranca hasta que finalza, una composición perfecta se mire por donde se mire. Especial mención para el riff insertado en el minuto 2.33 de parte de Criss y su hermano echando unas risas macabras, como si estuviera atrapado en una camisa de fuerza, o tal vez poseído por algún demonio. Aquí gozamos con otro solo exquisito de Criss, que insisto, se marca un trabajo sobresaliente en todo el disco. Si me dicen Savatage, una de las cosas que pienso primero es en este tema, un clásico inmortal del Heavy Metal de los 80´s.


Un clásico del Heavy Metal en vídeo "Hall Of The Mountain King" 



Para finalizar mi reseña de los grandiosos SAVATAGE mencionaré que las disqueras Edel Music, SPV GmbH y EarMusic reeditaron por separado este álbum en formato de disco compacto en los años de 1997, 2002 y 2011 respectivamente. El primero enlistaba el tema «Stay», una canción inédita. La segunda re-edición contenía dos temas extras: «Hall of the Mountain King» y «Devastation», ambos en vivo. Por último, la del 2011 numeraba dos pistas adicionales en versión acústica. En vinilo sólo se ha podido conseguir de ésta manera porque no han reeditado en éste grandioso formato. Espero de todos modos que hagas lo imposible por conseguirlo en formato análogo para que escuches todos los detalles musicales del disco. Aunque en CD tampoco ésta mal.
Hasta la próxima reseña amigos y amigas del blog. Nos leemos la próxima semana y disfruten el fin de semana. 

ANTON

Stuart Hamm – Kings of sleep (1989)


Buenas tardes, amigos del formato vinílico. Este viernes he rescatado otro de esos álbumes instrumentales que a lo largo de los años 80 pusieron de moda a virtuosos de las seis cuerdas como Marty Firedman, Joe Satriani, Steve Vai, Tony Macalpine, Vinnie Moore, Joey Tafolla, Paul Gilbert y tantos otros. Sin embargo, entre tanto guitarrista, en su día me dio por comprar este elepé editado por... un bajista. Así es, este colaborador en varios álbumes de Vai o Satriani que responde al nombre de Stuart Hamm es el protagonista de mi entrada de hoy. Nacido en New Orleans, según la wikipedia el tipo recorrió medio país a lo largo de su adolescencia. Estudió bajo y piano tocando para la banda de una localidad universitaria de Illinois, más tarde residió en Vermont mientras estudiaba en New Hampshire y posteriormente amplió estudios en el Berklee College of Music de Boston, en donde conoció a un tal Steven Siro Vai que le presentó a Joseph Satriani. Esa es la razón por la que podéis encontrar a Hamm en –por ejemplo- el Time Machine o Flying in a blue dream. Stuart también tocó el bajo y cantó coros en el debut en solitario de Vai, el estupendo Flex-Able de 1984 que ya os comenté aquí

Tales colaboraciones y el salir en giras con este par de monstruos le otorgaron el suficiente reconocimiento como para labrarse una reputación de virtuoso de las cuatro cuerdas. Así, tras un primer disco con las colaboraciones de Joe Satriani y Allan Holdsworth en 1988, al año siguiente saca al mercado para Relativity records –en Europa distribuido por los británicos Food for thought, aunque la copia que poseo está hecha en Francia- este Kings of sleep producido por él mismo y grabado en The mothership, el estudio de su amigo Steve Vai


El disco contó –además de con Stuart Hamm al Kubucki Factor- con Jonathan Mover a la batería –un tipo con una lista de colaboraciones más larga que un día sin pan-, Scott Collard a los teclados –otro viejo amigo de Vai-, Amy Knowles a la percusión y las guitarras de Harry Cody –guitarrista de los suecos Shotgun Messiah, un grupo de glam rock que ese mismo año editó su álbum homónimo de debut con Relativity records (en realidad regrabaron el que ya habían editado en Suecia con otro título bajo el nombre de Kingpin)- y de Buzzy Feiten, otro instrumentista con una lista de colaboraciones kilométrica y todo un maestro del jazz-rock y la música de fusión. 


Con portada de Dick Zimmerman bajo dirección artística de David Bett, los temas que encontramos al sacar el vinilo de la cubierta son: 

A 
Black ice 
Surely the best 
Call of the wild 
Terminal beach 

B 
Count zero 
I want to know 
Prelude in C 
Kings of sleep 

En esta ocasión es imposible analizar cada pieza musical ya que todas siguen un mismo tono, alternando temas guitarreros a lo Satriani con otros más pausados y jazzies, siendo Black ice, Count zero o Call of the wild de los primeros y Surely the best, Kings of sleep o I want to know de los segundos. 

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla







Black Sabbath "Dehumanizer" (1992)


A principios de los 90s el Heavy Metal estaba totalmente denostado por los mass media y sobrevivía como podía entre el grunge y las hair bands en decadencia. Black Sabbath no eran una excepción.
Desde que Dio abandonó al grupo de malas maneras en 1982 (tras una serie de desavenencias en la producción del directo Live EvilIommi había intentado mantener a flote, como buenamente podía, el nombre de la banda.
Con Tony Martin habían conseguido grabar algunos buenos discos, pero cuando Dio Iommi cruzaron sus caminos de nuevo, éste lo tuvo claro.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Sodom "Agent Orange" (1989) Spv/Steamhammer Records


SODOM es una banda alemana que ha influenciado a numerosas agrupaciones desde su nacimiento allá por el año 1981, que a su vez se influenció de bandas clásicas como Black Sabbath, Motörhead, Venom y Raven por mencionar algunas. Desde su primer Ep en 1984 muchas bandas la nombraron como una de sus influencias (como los primeros Mayhem por ejemplo) formaron parte de las primeras hordas que se consideraron como Black Metal junto a los mismos Venom o Mercyful Fate por las temáticas manejadas en sus líricas y los títulos de sus primeros Ep´s así como el diseño de sus portadas. 

Sin embargo en su segundo disco "Persecution Mania" decidieron abandonar casi toda la imagen oscura de sus primeras producciones para la label emblemática SPV/Steamhammer Records en el año de 1987, la rudeza aún permanecía pero con un estilo que mejoraba paulatinamente posicionándose como un emblema de las primeras bandas de Thrash Metal de Alemania junto a otros monstruos sagrados como Destruction, Kreator y Tankard. Así llegamos al año de 1989 donde un 1 de junio se publicó el tercer trabajo de la horda por la label ya mencionada.



Esta agrupación siempre se ha caracterizado de funcionar como un trío desde su fundación, la alineación que grabó éste trabajo fueron Tom Angelripper en el bajo y en las voces, Frank Blackfire en las guitarras y voces secundarias(fue la última grabación del grandioso guitarrista con la banda) y en la batería el veloz Chris Witchhunter(R.I.P. 2008) una verdadera muralla de poderosos rifs desde Alemania con todo un arsenal de veloces estructuras a ritmo de Thrash Metal que en aquel año aún gozaba de mucha salud. Con éstos tres integrantes se creo uno de los discos emblemáticos del subgénero en aquellos años, aún hoy permanece en la memoria de quienes los conocieron en aquella época y de las nuevas generaciones que se siguen sorprendiendo por el poderoso sonido que suena muy actual. En fin podríamos decir que el álbum entra en la categoría de "masterpiece".

El vinilo que conseguí es de la edición de la Steamhammer Records que publicó en el 2010 en edición de doble vinilo de 12" grabado a 33⅓ RPM como debe ser. Una edición de lujo que bien vale la pena pagar por tener éste trabajo en la edición presentada. En el primer vinilo se encuentra las piezas "Agent Orange", "Tired And Red", "Incest" y "Remember The Fallen", mientras que en el segundo vinilo vienen las piezas de "Magic Dragon", "Exhibition Bout", "Ausgebombt" y "Baptism Of Fire". En total son poco más de 37 minutos de duración de una imponente exhibición de Thrash Metal muy rudo. Digo si lo comparamos con otros trabajos de aquellos años de diversas bandas del mismo subgénero. En resumen si vez los títulos de las canciones del disco te darás cuenta de la fascinación de los integrantes con la guerra de Vietnam, el título del disco hace apología a un defoliante utilizado en esa guerra, no es una glorificación a esa guerra ha aclarado el grupo alemán sino que ha sido contada a través de las canciones del álbum de una manera realista aunque cruel. 





La primera pieza que recomendaría sin duda sería la inicial, la que lleva el título del disco, un verdadero himno de la banda y del Thrash Metal en toda la extensión de la palabra. "Agent Orange" es una pieza que con sus primeros segundos de escucharla ya éstas enganchado totalmente a la banda y al disco, los rifs de la guitarra son totalmente adictivos con cada minuto de su duración. Brillante ejecución de los instrumentos en ésta producción de lujo donde se puede apreciar mucho más el estilo de la banda. Esta pieza es una de mis favoritas de todos los tiempos del subgénero y seguramente de muchos más que disfrutan de las bandas alemanas de metal. 


Yeah!!! Sodom "Agent Orange" en vivo en 1994

La siguiente pieza que me agrada de éste trabajo es la titulada "Remember The Fallen"(recordando a los caídos) otra composición que por sus estructuras en los rifs así como la potente batería te sientes listo para entrar al "mosh pit" por su adictivo sonido. En verdad que una banda para poder componer piezas de éste tipo debe poseer el talento suficiente para realizarlo. Los cambios de ritmo son muy buenos durante todo el track, dura 4 minutos con 21 segundos y se hace corto la escucha. A que la vuelves a pinchar de nuevo!!!!.


Sodom "Remember The Fallen" todos al mosh pit

Finalmente les recomiendo "Ausgebombt"(Bombardero) excelente canción de los alemanes que nos vuelve a contar otra historia de la guerra de Vietnam. Muy buena estructura de sus cambios de ritmo con rifs que hacen un deleite de quienes lo escuchan, aquí se respira Thrash Metal 100% sin duda que la rudeza de su estilo es bien aprovechada para componer piezas de este calibre. Te recomiendo que la escucha sea a un volumen suficiente que te permita apreciar todos los instrumentos de éstos guerreros alemanes. 


 Sodom "Ausgebombt" en vivo. Uff!!!!!

A la fecha según información de la página oficial de la banda éste trabajo es el que más ha tenido ventas en sus diversos formatos haciéndolo el trabajo más vendido dentro del metal alemán de todos los tiempos. No lo dudo teniendo en cuenta que la banda venía de unas buenas referencias con sus dos primeras grabaciones y sus Ep´s así que éste disco era el esperado para encumbrarse como una de las bandas referentes de la historia y vaya que lo hicieron con creces. Rebasaron las expectativas que tenían de ellos con toda la fuerza de su creatividad sonora. 

Sodom line up 1989


En lo personal es de mis discos de Thrash Metal preferidos no me arrepiento de conseguir éste disco en el formato vinilo porque te permite escuchar todos los detalles de grabación de la banda, en verdad se escucha perfectamente todos los instrumentos del álbum. Sin dudarlo muchos tenemos la opinión de que podría considerarse como uno de los 10 mejores discos de la historia del Metal Alemán, así que te animo a tenerlo de igual manera en éstos formatos para que disfrutes al igual que un servidor una excelente obra maestra que no te dejará insatisfecho.

En el interior del booklet viene la leyenda "This album is dedicated to all people - soldiers and civilians - who died by senseless aggressions of wars all over the world"("Este álbum es dedicado a todas las personas-ciudadanos y soldados- que murieron con las agresiones sin sentido de las guerras alrededor del mundo"), con ello quedaba claro que no es un disco de apología o exaltación a la guerra. 









Hasta la próxima reseña amigos y amigas de la comunidad del vinilo, un gusto saber sus opiniones de cada vinilo publicado aquí.

Anton 

Tahúres Zurdos - Tahúria (Oihuka - 1990)


No voy a decir que soy fan de Tahúres Zurdos porque mentiría. Mi aproximación al grupo ha sido más bien dispar y casi siempre a canciones puntuales. Pero la voz y el estilo compositivo de Aurora Beltrán me llegaron cuando accedí de lleno a este Tahúria, segundo largo del grupo, último con la compañía navarra Oihuka (la mismo que editaba a Cicatriz o La Polla, por ejemplo) antes de dar el salto a EMI y hacerse (más o menos) famosos.

La banda la formaban Aurora Beltrán a la voz y la guitarra, su hermano Lolo Beltrán a la guitarra, el bajista Luis Salcedo y Javier Lizarazu "Puntxes" a la batería. Aurora compone los temas con la colaboración puntual de Lolo. El disco lo produjo Juan Carlos Pérez con Jean Phocas en los estudios
Elkar de Lasarte durante el mes de octubre de 1989.

En el álbum se mezclan las canciones más acústicas, con las que se harían famosos los siguientes años, con otras más roqueras, de corte eléctrico, navegando entre el blues, el rock, el country y toques pop. Destaca Una noche de amor, en la que Aurora no se corta y dice "pasemos ya del alcohol, una noche de amor te hará sentir mejor". Y es que las letras son de lo mejorcito. En Peligrosa se enfrenta a un acosador que sufre un final macabro "tu acoso se ha acabado, es el fin. ¡Míralos! Tú ya no tienes huevos... tu sangre se derrama por el suelo".

Una de las mejores letras en el tema inicial del álbum, un rock con toques funk titulado Mis hijos me espían: la contrageneración, el choque de años a la inversa: "Mis hijos me espían, me privan de libertad. Me esconden la priba y el papel de fumar (...) Tienen novias formales que apestan a virginidad". Caña también en No dispares, que cierra, tema anti-belicista, y El indigente, cantada desde la perspectiva del que se separa de la sociedad porque no tolera sus exigencias. 

No puedo olvidar la hermosa letra de El naufragio ni la versión acertadísima del Five years de David Bowie.

En fin, un disco para descubrir por aquellos que nunca os habéis acercado a Tahúres Zurdos y a re-descubrir por quienes ya lo conocíais.

La edición que traigo es la original de 1990, bien conservada. Trae un insert con las letras en castellano e inglés (curioso). 

Buen fin de semana a todos y todas.

Tahúres Zurdos - Una noche de amor


Tahúres Zurdos - Mis hijos me espían


Tahúres Zurdos - No dispares


Tahúres Zurdos - El naufragio


Reincidentes – Reincidentes (1992 – Discos Suicidas)





En 1987 durante la ocupación estudiantil de la Universidad de Sevilla, unos chavales dieron un concierto improvisado enchufando sus instrumentos ante el despacho del rector. Ya desde un principio el rock que corría por las venas de los Reincidentes estaba hecho con rabia, compromiso y reivindicación social, político y cultural.

Reincidentes debutaron en 1989 con un disco que llevaba como título genérico el nombre de la banda. De producción propia y editado por Discos Trilita, solo se hicieron mil copias que se agotaron con los primeros conciertos. La banda estaba formada por Fernando al bajo y a la voz principal, Juan a la guitarra, Manolo a la batería y José Luís Nieto “Selu” al saxo.

Gracias a sus buenos directos la demanda de material fue grande y en el año de la Expo de Sevilla y de las Olimpiadas de Barcelona fue reeditado por Discos Suicidas. Imposible resistirse a esa brillante carpeta roja con el logo de la banda en negro.






Catorce temas que se mueven musicalmente entre el punk, el ska y el rock más acelerado –según palabras de Madina los Reinci hacen “... rock and roll y punto”- con letras muy críticas contra todos los poderes establecidos y contra todo lo que se mueva que cree desigualdad y discriminación. Buena muestra son los míticos: “Andalucía entera”, “Dejad que el Papa se acerque a mí” o “Vorvoya ¡premio!”.






Reincidentes acaban de celebrar que llevan treinta años dando guerra con una gira de conciertos que hizo parada en Toledo. Aquí puede disfrutar de ese rock descarado y crítico que nunca defrauda y que a estas alturas de la película, mientras otros muchos hablan del sexo de los ángeles, es más necesario que nunca.

Lluvia y R&R peña. Buen finde.

Cara X:
1. No pasarán
2. Arma blanca
3. Andalucía entera
4. Consume, carroña, consume
5. En esta puta ciudad
6. Dejad que el Papa se acerque a mí
7. Living on a bucaro

Cara S:
1. Alegremente me encamino hacia la tumba (la verdadera historia de Juan Palomo)
2. Esa nueva oligarquía
3. ¡Viva España!
4. Sin ayuda
5. Yaveh se esconde entre las rejas
6. Solo queda esperar
7. Vorvoya ¡premio!










Aquí en el disco entero: 


https://www.youtube.com/watch?v=K62ViA4RX1E&list=PL708898168512BB0B


viernes, 21 de noviembre de 2014

Accept – Eat the heat (1989)


Como podéis ver por el título, hoy os traigo un nuevo vinilo de los míticos Accept. Con esta será la tercera vez que os hable de ellos en este blog por lo que iré al grano sin pararme en presentaciones. Con Accept podemos discutir si eran mejores con Udo a las voces y si Mark Tornillo es un digno sucesor del de Wuppertal o podemos dedicarnos a disfrutar de su música sin meternos en un debate tan estéril como el de si Bon Scott era más auténtico que Brian Johnson. Sin embargo, en lo que todos –creo- estamos de acuerdo es en que ese tal David Reece no encajaba ni con cola en el seno de la banda. Así es amigos, no voy ahora a cantaros las excelencias del norteamericano en su paso por Accept, más que nada porque no creo que tuviese el carisma necesario para alcanzar el nivel del vocalista original, pero sí quiero poner de manifiesto su aceptable labor como vocalista –al menos en el estudio- así como reivindicar la obra en conjunto. Y es que tras editar cinco imprescindibles discos en seis años, en 1987 –cuando ya estaba escrito el que tenía que ser el octavo álbum de los alemanes- Udo Dirkschneider decide lanzar Animal house sin el resto de sus compañeros convirtiendo a dicho trabajo en el que sería el primero de la prolífica carrera en solitario de U.D.O. El tiempo pasa y Udo sigue centrado en su carrera, editando al año siguiente Mean Machine y repitiendo con Mark Dodson a la producción. En ese momento, Baltes, Hoffmann y Gaby Hauke –la todopoderosa Deaffy, manager del grupo y autora de todas sus letras desde los tiempos del Balls to the wall- deciden dar un giro a su estilo y acercarse un poco más al sonido de las bandas norteamericanas, algo a lo que Dirkschneider no se muestra de acuerdo. Así las cosas y con Jörg Fischer desaparecido, lo que queda de Accept decide iniciar la grabación de un nuevo álbum con Hoffmann haciéndose cargo de todas las guitarras y un tal David Reece –un desconocido vocalista de Oklahoma- ocupándose de la imposible tarea de reemplazar al pequeño Udo


Y esa fue la génesis de Eat the heat, que se convirtió en el octavo álbum oficial de Accept. Producido en los Dierks studios de Colonia por el habitual Dieter Dierks, el resultado fue un disco más que digno que –pese a todo- no resultó del agrado de los fans. Al respecto, David Reece declaró posteriormente que su posición en la banda fue más que incómoda, encontrándose en un mismo momento reemplazando a Udo y colaborando en un cambio de orientación musical, y ambas cosas le granjearon el rechazo por parte de la mayoría de seguidores de Accept. La gira norteamericana con un tal Jim Stacey a la guitarra rítmica fue un completo fracaso –lo que debió ser frustrante, ya que el cambio de dirección musical iba encaminado precisamente a encandilar al mercado de los States- y en Europa las cosas no fueron mejor. 


Tres alemanes, un británico recién llegado y un norteamericano en su primera gira profesional, mala combinación de egos para un grupo de amigos acostumbrados a estar juntos durante los últimos diez años y conocer las filias y fobias de cada uno, teniendo que aguantar las ansias de protagonismo del nuevo frontman. Entonces Stefan Kaufmann se lesionó –le tuvo que suplir Ken Mary (Fifth Angel, Chastain, House of Lords, Alice Cooper)- y Reece llegó a las manos con Baltes. Todo ello no hizo más que confirmar lo que nadie entre la parroquia metalhead quería oír: Accept dejaban de existir, al menos de momento. Por cierto, ya que estamos con los despropósitos, haré constar que en la lámina interior con los créditos y las letras puede verse como bajo la foto de Peter Baltes pone Wolf Hoffmann y viceversa. 

El track list de la edición norteamericana para Epic records, que es la que tengo yo, era: 

A 
X-T-C 
Prisoner 
Love sensation 
Chain reaction 
Stand 4 what U R 
D-train 

B 
Generation clash 
Turn the wheel 
Hellhammer 
Mistreated 


X-T-C supone un perfecto inicio guitarrero que sirve de presentacion a Wolf, como si quisiera decirnos “aquí estoy yo”, y cuando entra la banda lo hace con potencia, con ese bloque guitarra, bajo y batería martillo neumático style. Además la voz de Reece no suena nada mal, tiene bonitos coros y un solo estupendo. ¿Qué pudo fallar entonces?, pues que por desgracia, el resto del álbum no iba a ser tan idílico. Prisoner posee unos teclados (¡!) y arreglos que no encajan en una canción que, sin estar mal del todo, tiene una producción que no pega con el sonido típico Accept. Por suerte, las cosas se arreglan con Love sensation, un medio tiempo en el que la pegada de Kaufmann, el bajo de Baltes, la estupenda guitarra del de Mainz y la voz de David Reece encajan a la perfeccion, un gran tema que yo hubiese escogido como single del álbum. Le sigue Chain reaction, una estupenda canción con riff típicamente Accept, aunque el estribillo y los coros difieren del estilo de Udo, evidentemente. Stand 4 what U R es otro de esos temas en los que el cambio de rumbo –por cierto, hay pasajes en los que me recuerda el Dreams de Van Halen- dan al traste con el legado de la banda. El final de la cara A llega con D-train, un rápidisimo tema en el que destacan Kaufmann, Reece –y es que vuelvo a decir que el tipo era bastante solvente, sólo que no era lo que el grupo necesitaba- y Hoffmann en un auto duelo guitarrero que –sin embargo- no llega al nivel de antiguos temas espídicos de la banda. 

La segunda cara comienza con Generation clash, uno de mis temas preferidos del disco, un medio tiempo con un inicio a cargo de Baltes al que se suma la omnipresente guitarra de Hoffmann –gran trabajo- con la bateria de Stefan marcando el ritmo con fuerza. La parte vocal también está muy bien. Pese a ello, creo que escogerla como single no fue un acierto. Para los que no lo sepáis, deciros que en el Death row de 1994 con Udo de nuevo a las voces, la banda grabó una nueva versión titulada Generation Clash II que no me gustó nada. Turn the wheel es una canción sin ningún interés, me parece de relleno y Hellhammer un tema rápido, muy Accept en su inicio -con grito a lo Udo incluído- que en seguida coge una melodía que no imagino con la voz del bajito cantante de Wuppertal. Eso sí, los coros son también de los que nos tienen acostumbrados, aunque la producción no me acaba de gustar. Y entonces Mistreated finaliza el disco, una balada preciosa que pone la guinda al trabajo y le reconcilia a uno con la banda y ese cambio de dirección artística que a lo largo del elepé se ha manifestado con brochazos aquí y allá. 


Hasta aquí mi reseña de hoy. Os adjunto la grabación completa de la versión japonesa –el orden de las canciones difiere del que os he comentado y añade dos bonus titulados I can’t believe in you y Break the ice- para que juzguéis vosotros si este Eat the heat es o no un más que aceptable elepé de hard rock... si obviamos que debía sonar a Accept

¡Feliz viernes! 
@KingPiltrafilla